Casa Blanca: Pedido de Trump sobre poner fin a investigación rusa “no es una orden”

El presidente Donald Trump pidió el miércoles al fiscal general Jeff Sessions, que ponga fin a la investigación que realiza el abogado especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa, un día después que se iniciara el juicio contra el exjefe de su campaña, Paul Manafort.

Al respecto, la Casa Blanca señaló que el comentario del presidente Trump “no es una orden” y solo refleja la opinión del mandatario. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, llamó a la investigación sobre la interferencia rusa una “cacería de brujas”, como la ha descrito el presidente Trump, y expresó que “el presidente ha visto cómo se desarrolla este proceso, pero quiere que llegue a su fin como lo afirmó muchas veces y nosotros esperamos que eso suceda”.

Trump utilizó su cuenta en la red social Twitter para quejarse sobre la investigación en curso sobre Rusia, y dijo que Sessions “debería detener esta ‘Cacería de Brujas’ arreglada en este momento, antes de que siga manchando a nuestro país”.

Además, Trump señaló que Mueller “está totalmente en conficto” y que los demócratas que trabajan con él, a los que llamó “sus 17 demócratas enojados que están haciendo su trabajo sucio son una desgracia para EE.UU.!”.

La relación entre Sessions y el presidente, desde hace más de un año, se ha hecho cada vez más tensa desde que el fiscal general se recusó de las investigaciones relacionadas con las elecciones de 2016 debido a su papel en la campaña de Trump. El equipo de Mueller es responsable ante el vice procurador general Rod Rosenstein.

El martes marcó el primer día del juicio de Paul Manafort acusado de evasión fiscal y fraude bancario presentado por el equipo de Mueller, cargos que derivaron del trabajo de consultoría de Manafort para Ucrania, por el cual supuestamente recibió millones de dólares que no informó al gobierno de Estados Unidos.

Tratando de distanciarse de su exjefe de campaña, Trump dijo que “Trabajó para mí durante muy poco tiempo”.

Pero, la participación de Manafort en la campaña de Trump duró seis meses y dirigió los esfuerzos para asegurar la nominación del Partido Republicano para Trump en 2016.

Trump señaló que los cargos contra Manafort “no tienen nada que ver con colusión”. La potencial coordinación entre los agentes del gobierno ruso y la campaña de Trump es aún una cuestión de investigación por parte del equipo de Mueller, que también está investigando la posible obstrucción de la justicia por parte del presidente. Trump llamó a los reclamos de colusión “un engaño”.

“Paul Manafort trabajó para Ronald Reagan, Bob Dole y muchos otros líderes políticos prominentes y respetados. Trabajó para mí por muy poco tiempo. ¿Por qué el gobierno no me dijo que estaba bajo investigación?. Estos antiguos cargos no tienen nada que ver con la colusión: ¡un engaño!”, escribió el presidente Trump en Twitter.

Fuente: La voz de América
%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics