Con EE.UU. apartado, empieza la reforma en la OMC

Según analistas, el presidente estadounidense Donald Trump quiere hacer pedazos las normas vigentes del comercio mundial, de las cuales abusa China.

A medida que la disputa comercial se intensifica entre la principal potencia económica del mundo y el gigante asiático de rápido crecimiento que se esfuerza para tomar su lugar, Canadá y la Unión Europea trabajan para actualizar las leyes de comercio internacional, que no se han modificado desde el auge de Internet.

La interrogante ahora es cómo arreglar la Organización Mundial de Comercio, que supervisa las reglas comerciales y resuelve disputas como parte de un orden mundial que Estados Unidos ayudó a crear luego de la Segunda Guerra Mundial para promover la paz y lograr que los países autoritarios se abrieran al comercio.

En su situación actual, la OMC está en camino a perder todo su poder para el próximo año si el gobierno del presidente Trump continúa negándole el apoyo debido a sus denuncias de que China ha violado las reglas.

Las consecuencias podrían ser graves. Las disputas comerciales, como el enfrentamiento entre los fabricantes de aviones Boeing y Airbus, podrían no resolverse, lo cual atentaría contra el sistema de comercio mundial. Los gobiernos se sentirían empoderados para cambiar las políticas comerciales a su antojo, creando incertidumbre para las compañías mientras tratan de planear inversiones y acuerdos comerciales en distintas partes del mundo.

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics