Elliott Abrams: Vamos a seguir adelante con las sanciones

El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, participó el jueves en un encuentro digital con la prensa propiciado por el Departamento de Estado donde ratificó el compromiso de EE.UU. con el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó, la Asamblea Nacional y la presión a través de sanciones para solventar la crisis política y social que atraviesa la nación sudamericana.

“EE.UU. condena los allanamientos y la detención de Roberto Marrero y exigimos su liberación inmediata”, aseguró Abrams al inicio de la conversación, refiriéndose a la detención la madrugada del jueves del jefe de despacho de Guaidó por parte de agentes de inteligencia venezolana.

El representante especial mencionó a las personas directamente relacionados a la detención de Marrero: la jueza Carol Padilla, los fiscales Farid Mora Salcedo y Dinora Bustamante, y los funcionarios del Sebin Dani Contreras y Ángel Flores.

“Habrá consecuencias para estos individuos”, advirtió, agregando que el gobierno del presidente en disputa va aprender que esas acciones tienen resultados “inmediatos y duros”.

“El régimen (de Nicolás Maduro) le teme a la reacción internacional a una posible detención de Juan Guaidó e intenta actuar contra su equipo”, indicó.

“Vamos a seguir con nuestra política de apoyo para el pueblo venezolano y al presidente interino Juan Guaidó. Vamos a seguir adelante con las sanciones. Cada semana, casi cada día, revocaciones de cientos de visas”, señaló Abrams

El represente especial respondió a la pregunta de la Voz de América sobre la visa de algunos diplomáticos del gobierno en disputa, e indicó que, en el caso de las Naciones Unida y la Organización de los Estados Americanos, EE.UU. tiene un acuerdo y son las organizaciones quienes dan las acreditaciones.

Indicó que el cambio de visa G1, entregadas a los representantes diplomáticos de gobiernos reconocidos, a una G3, elegibles los representantes de gobiernos no reconocidos, para estas personas es simplemente una muestra más de la política estadounidense hacia el gobierno en disputa.

Sobre su viaje a Italia para conversar con representantes del gobierno ruso, aseguró que la conversación había sido “interesante” y que ahora entiende un poco mejor la posición rusa ante el tema, y viceversa.

“Están apoyando a (Nicolás) Maduro, pero se dan cuenta de la situación venezolana”, indicó, agregando que saben que la crisis interna es grave. Les ratificó que los intereses e inversiones rusas en suelo venezolanos no serán recuperadas si Maduro sigue en el poder.

Ante las insistentes preguntas de una posible opción militar, Abrams ratificó las palabras del presidente Donald Trump de que “todas las opciones están sobre la mesa”, pero que por el momento continuarán por las opciones diplomáticas y pacíficas.

Indicó que eventualmente una negociacion será necesaria entre venezolanos, pero no ve mediación internacional.

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics