Falta de servicios obstaculiza esfuerzos en área afectada por huracán Michael

La falta de electricidad y servicio telefónico en las áreas de Florida afectadas por el huracán Michael la semana pasada está obstaculizando los esfuerzos para distribuir alimentos y agua, y contactar a los residentes de quienes no han recibido noticias desde la tormenta que azotó el estado.

Los residentes de Mexico Beach comenzaron a regresar a sus hogares por primera vez el miércoles desde el huracán Michael para ver casas devastadas por el viento y el agua.

Los residentes que recibieron la tormenta en su hogar han estado en Mexico Beach desde que golpeó Michael, pero las autoridades dijeron a otros que se mantuvieran alejados durante una semana después de que la tormenta de Categoría 4 arrasara la ciudad con vientos de 155 mph (250 khp) y una fuerte marejada.

Funcionarios estatales de manejo de emergencias indicaron el miércoles por la mañana que unos 124.500 clientes en todo el Panhandle aún no tenían electricidad y 1.157 permanecían en refugios.

Ronnie Poole camina a través de los escombros mientras revisa la casa de un amigo después del huracán Michael en Mexico Beach, Florida, el 17 de octubre de 2018.
Ronnie Poole camina a través de los escombros mientras revisa la casa de un amigo después del huracán Michael en Mexico Beach, Florida, el 17 de octubre de 2018.

 

En el condado de Bay, cercano a Mexico Beach y Panama City, el 54 por ciento de los clientes se quedaron sin electricidad, y en el condado Jackson, que hace frontera con Alabama y Georgia, alrededor del 98 por ciento de los clientes todavía no tienen electricidad.

Equipos conformados por cientos de voluntarios junto con la organización CrowdSource Rescue, con sede en Houston, intentaban llegar a 720 personas en Florida que perdieron contacto con amigos y familiares, dijo Matthew Marchetti, cofundador de la organización.

La mayoría de los desaparecidos son de la ciudad de Panamá y muchos son ancianos, discapacitados, empobrecidos o viven solos, agregó Marchetti. También señaló que la búsqueda se ha visto obstaculizada por la cobertura irregular de teléfonos celulares en el área devastada, aunque las autoridades están avanzando en el restablecimiento de las comunicaciones.

La cifra de muertos incluye 20 en Florida después de que se confirmaron tres muertes más el martes, una en Georgia, tres en Carolina del Norte y seis en Virginia, según un información de Reuters de informes oficiales. Las autoridades comentaron que los médicos forenses estaban determinando si otras cuatro muertes en Florida fueron resultado de la tormenta.

Nancy Register llora mientras Roxie Cline la conforta, después de que ella perdió su hogar y todos los contenidos en el interior, a causa del huracán Michael en Mexico Beach, Florida, el 17 de octubre de 2018.
Nancy Register llora mientras Roxie Cline la conforta, después de que ella perdió su hogar y todos los contenidos en el interior, a causa del huracán Michael en Mexico Beach, Florida, el 17 de octubre de 2018.

 

Unas 35.000 personas de Florida han llamado a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en busca de ayuda, y la agencia ya ha aprobado 1 millón de dólares en asistencia para personas en 12 condados, indicó el portavoz Ruben Brown en Tallahassee.

FEMA ha distribuido alrededor de 4.5 millones de comidas, más de 5 millones de litros de agua y 9 millones de kits para bebés y niños pequeños, agregó.

El gobierno del estado está distribuyendo hielo, agua y cerca de 3 millones de comidas listas para comer, declaró la oficina del gobernador Rick Scott.

Casi 155.000 hogares y negocios permanecieron sin electricidad en el sudeste de EE.UU., con residentes de las ciudades costeras golpeadas forzadas a cocinar en incendios y parrillas.

Los vecinos Bob Coleman, a la izquierda, y Ron Adkisson, registran los sitios de sus antiguas casas después del huracán Michael en Florida, el 17 de octubre de 2018.
Los vecinos Bob Coleman, a la izquierda, y Ron Adkisson, registran los sitios de sus antiguas casas después del huracán Michael en Florida, el 17 de octubre de 2018.

 

Al menos el 70 por ciento de los clientes en cuatro condados de Florida, principalmente rurales, carecían de electricidad el miércoles. El martes, el gobierno federal anunció que el 61,5 por ciento de los sitios de celulares permanecían fuera de servicio en el condado de Bay. Los funcionarios dijeron que podrían pasar semanas antes de que la electricidad vuelva a algunos.

Innumerables personas en el interior de la región han luchado durante días sin agua corriente ni saneamiento, esperando la ayuda de las autoridades. Algunos han estado acampando en tiendas de campaña con las pertenencias que pudieron salvar.

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics