FBI entrevista a acusadora del juez Brett Kavanaugh

Agentes del FBI entrevistaron el domingo a una de las tres mujeres que han acusado al nominado a la Corte Suprema Brett Kavanaugh de agresiones sexuales, mientras republicanos y demócratas polemizan sobre si la agencia tendrá suficiente tiempo y libertad para llevar a cabo una investigación exhaustiva antes de que se vote la nominación del juez.

La Casa Blanca insistió en que no estaba “microgestionando” la nueva revisión de antecedentes de Kavanaugh, la cual tiene una semana para ser completada. Pero algunos legisladores demócratas afirmaron que la Casa Blanca estaba impidiendo que los investigadores entrevistaran a ciertos testigos.

El presidente Donald Trump, en tanto, tuiteó que no importa cuánto tiempo y albedrío se le dé al FBI, “nunca será suficiente” para los demócratas que tratan de impedir la confirmación de Kavanaugh.

En su entrevista con agentes del FBI, Deborah Ramirez detalló su acusación de que Kavanaugh cometió exhibicionismo indecente contra ella en la década de 1980 cuando estudiaban en la Universidad de Yale, de acuerdo con una persona familiarizada con el tema pero que no estaba autorizada a discutir públicamente los detalles de una investigación confidencial.

Kavanaugh ha refutado la acusación de Ramirez.

La persona familiarizada con el interrogatorio de Ramirez, y que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato, dijo que Ramirez también dio los nombres de otros que podían corroborar su acusación.

Pero Christine Blasey Ford, una profesora de California que dice que Kavanaugh la agredió sexualmente cuando eran adolescentes, no ha sido contactada por el FBI desde que Trump ordenó el viernes que la agencia hiciera una nueva revisión de antecedentes del juez, de acuerdo con un miembro del equipo de Ford.

Kavanaugh niega haber agredido sexualmente a Ford.

En un comunicado difundido el domingo, un compañero de generación de Kavanaugh dijo que estaba “profundamente preocupado por lo que ha sido una falsedad descarada de Brett sobre su manera de beber cuando estaba en Yale”.

Mientras el FBI exploraba las acusaciones que han surgido contra Kavanaugh, otro compañero de escuela acusó al juez de no ser honesto en su testimonio ante la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado acerca de su forma de beber cuando estudió en la Universidad de Yale.

Charles Ludington, quien actualmente imparte clases en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, dijo que era amigo de Kavanaugh en Yale y que este era un “bebedor frecuente, y un bebedor en exceso”.

“En muchas ocasiones escuché a Brett arrastrar las palabras, y lo vi tambalearse por el consumo de alcohol, y no todo era de cerveza. Cuando Brett se embriagaba, era pendenciero y agresivo muchas veces”, afirmó Ludington.

Aunque decir que alguien bebía mucho cuando joven no debe condenarle de por vida, Ludington dijo que le preocupaban las declaraciones hechas bajo juramento por Kavanaugh ante la Comisión de Asuntos Jurídicos.

Al abordar el tema del alcance de la investigación del FBI, la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders, dijo que el consejero jurídico de la presidencia Don McGahn, quien está llevando la nominación de Kavanaugh, “ha permitido que el Senado dicte los términos de la investigación”.

“La Casa Blanca no está interviniendo. No estamos microgestionando este proceso. Es un proceso del Senado”, agregó.

La asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway afirmó por su parte que la investigación tendrá un “alcance limitado” y que “no será una expedición de pesca. No es lo que se le ha pedido al FBI”.

El senador Jeff Flake, miembro de la Comisión de Asuntos Jurídicos, solicitó la investigación el viernes como condición para votar la confirmación de Kavanaugh.

Otro miembro de la comisión, el senador Lindsey Graham, dijo el domingo que se tomaría el testimonio de Ramirez y de Mark Judge, un amigo de la secundaria de Kavanaugh que ha sido nombrado por dos de las tres mujeres que acusan a Kavanaugh de agresiones sexuales.

“Creo que ese será el alcance de esto. Y debería serlo”, dijo Graham.

La senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en la comisión, exhortó a la Casa Blanca y al FBI a entregar la instrucción escrita sobre el alcance de la investigación. En una carta fechada el domingo, también pidió actualizaciones sobre cualquier expansión de la instrucción original.

Los republicanos controlan 51 de los 100 escaños del Senado, por lo que no podrían permitirse perder más de un voto en la confirmación.

 

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics