Hombre acusado de entrenar a niños para ataques escolares

Un padre arrestado en un destartalado complejo de Nuevo México donde 11 niños hambrientos fueron encontrados viviendo en la inmundicia estaba entrenando a jóvenes para cometer tiroteos escolares, dijeron los fiscales en documentos judiciales presentados el miércoles.

Las acusaciones contra Siraj Ibn Wahhaj salieron a la luz cuando las autoridades esperaban saber si los restos humanos descubiertos en el sitio eran los de su hijo desaparecido, quien es gravemente discapacitado y desapareció en diciembre de Jonesboro, Georgia, cerca de Atlanta.

Los documentos dicen que Wahhaj estaba realizando entrenamiento de armas con rifles de asalto en el complejo en las afueras de Amalia, una pequeña ciudad cerca de la frontera con Colorado, marcada por casas y arbustos de artemisa dispersos.

“Él representa un gran peligro para los niños que se encuentran en la propiedad, así como una amenaza para la comunidad en general debido a la presencia de armas de fuego y su intención de usar estas armas de manera violenta e ilegal”, escribió el fiscal Timothy Hasson en documentos que presentó en el tribunal el miércoles.

Hujrah Wahhaj aparece en la corte del distrito estatal de Nuevo México para declararse no culpable de los cargos de abuso infantil en Taos, N.M., miércoles 8 de agosto de 2018, junto con el abogado defensor público Aleks Kostich.
Hujrah Wahhaj aparece en la corte del distrito estatal de Nuevo México para declararse no culpable de los cargos de abuso infantil en Taos, N.M., miércoles 8 de agosto de 2018, junto con el abogado defensor público Aleks Kostich.

 

Las autoridades allanaron el complejo el viernes en una investigación que arrojó una serie de sorprendentes revelaciones, incluido el descubrimiento de los 11 niños envueltos en trapos y la noticia de que Wahhaj quería realizar un exorcismo a su hijo porque creía que estaba poseído por el demonio.

El fiscal Timothy Hasson presentó los documentos al tribunal al tiempo que pedía que Wahhaj permaneciera detenido sin derecho a fianza después de que fuera arrestado la semana pasada junto con otros cuatro adultos en el complejo, acusados de abuso infantil.

Los fiscales no mencionaron la acusación de tiroteos escolares durante las audiencias judiciales iniciales del miércoles para los sospechosos de abuso. Un juez ordenó que todos fueran retenidos sin fianza en espera de nuevos procedimientos.

En los documentos judiciales, las autoridades dijeron que un padre de crianza temporal de uno de los niños retirados del complejo le había dicho a las autoridades que el niño había sido entrenado para usar un rifle de asalto como preparación para un tiroteo en una escuela.

Funcionarios del Departamento de Planeación del Condado de Taos, Rachel Romero, izquierda, y Eric Montoya inspeccionaron las condiciones de propiedad en un desvencijado complejo residencial en Amalia, N.M., el martes 7 de agosto de 2018.
Funcionarios del Departamento de Planeación del Condado de Taos, Rachel Romero, izquierda, y Eric Montoya inspeccionaron las condiciones de propiedad en un desvencijado complejo residencial en Amalia, N.M., el martes 7 de agosto de 2018.

 

El alguacil del condado de Taos, Jerry Hogrefe, dijo previamente que los adultos en el complejo eran “considerados extremistas de la creencia musulmana”. No dio detalles, diciendo que era parte de la investigación.

Aleks Kostich, de la Oficina del Defensor Público del Condado de Taos, cuestionó la acusación de una conspiración contra tiroteos en la escuela, diciendo que la denuncia fue presentada con poca información más allá de la explicación de que provenía de un padre de crianza temporal.

Kostich cree que los fiscales no están seguros de la credibilidad del padre de crianza, a quien no tiene forma de contactar para verificar la denuncia, dijo.

 

Fuente: La voz de América

Real Time Web Analytics