Juez de paz se niega a oficiar matrimonios gay

Manifestantes ondean una bandera gay frente al Centro Judicial del condado de Rowan, en Kentucky.

Por Voz de América – Redacción
Para no violar el fallo de la Corte Suprema de la semana pasada, el juez Wes Allen de Alabama está decidido a “mantener el rumbo no emitir licencias a nadie”.

Un juez del llamado Cinturón Bíblico, en el sur de Alabama, se niega a emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo, en desafío a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la semana pasada. El Cinturón Bíblico es el nombre que se da a una región en el sureste y centro sur de Estados Unidos en la que los socialmente conservadores protestantes evangélicos juegan un fuerte papel en la sociedad y en la política.

El juez de Paz Wes Allen es parte de un grupo de funcionarios públicos que sienten tanta repulsión por el fallo de la Corte, que están dispuestos a no otorgar licencias a nadie, no solo a gays, sino también a los heterosexuales.

Se basa en la sección 30-1-9 del Código de Alabama que dice que las jueces de paz “pueden” emitir licencias de matrimonio –no que deben emitirlas. Y para no violar el fallo de la Corte Suprema está decidido a “mantener el rumbo no emitir licencias a nadie”. Allen cree que el matrimonio es entre “un hombre, una mujer”.

Otros jueces y secretarios de juzgados en Texas, Oklahoma, Missouri, Kentucky y partes de Illinois, Indiana y Ohio han hecho lo mismo, ordenando en nombre de la libertad religiosa y libertad de expresión no otorgar ninguna licencia.

Sin embargo, expertos legales opinan que eventualmente los jueces y empleados rebeldes tendrán que renunciar o ir a la cárcel por negarse a cumplir con su trabajo. El único problema es que en muchas regiones, condados y áreas rurales de Estados Unidos los secretarios de juzgado y los jueces de paz son la única alternativa para casarse en muchos kilómetros a la redonda.

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics