Jurado de Manafort pregunta sobre “Duda razonable” en primer día de deliberaciones

Un jurado en Alexandria, Virginia, finalizó el primer día de deliberaciones el jueves sobre si el expresidente de la campaña del presidente estadounidense Donald Trump, Paul Manafort, es culpable de fraude fiscal y bancario para financiar su lujoso estilo de vida.

El jurado se vuelve a reunir el viernes en horas de la mañana.

El jurado formado por seis hombres y seis mujeres se reunió durante unas siete horas, durante las cuales formularon cuatro preguntas al juez, incluida una aclaración del significado de “duda razonable”. Conforme a la legislación estadounidense, la culpa del acusado debe demostrarse “más allá de duda razonable “o no puede haber convicción.

Otras preguntas profundizaron en detalles específicos del caso.

Temprano en el día, el juez T.S. Ellis dio un resumen final al jurado antes de que comenzaran a considerar el caso a puertas cerradas.

 

Argumentos de cierre

Fiscales y abogados defensores presentaron sus argumentos de cierre el miércoles, y la fiscalía argumentó que la vida de Manafort estaba “plagada de mentiras” dado que compró mansiones palaciegas, trajes costosos, automóviles, artículos electrónicos y otros artículos de alto precio.

“Manafort mintió para mantener más dinero cuando lo tenía, y mintió para obtener más dinero cuando no lo hizo “, dijo el fiscal Greg Andres.

Pero el abogado defensor Richard Westling le dijo al jurado que Manafort debería ser absuelto porque el gobierno no había cumplido con su carga de demostrar que Manafort era “culpable más allá de toda duda razonable”.

Westling dijo que esa es la razón por la cual la defensa decidió descansar su caso sin llamar a ningún testigo para testificar, incluido el propio Manafort.

 

Testigo estrella

Westling atacó la afirmación del gobierno de que Manafort ocultó millones de dólares en cuentas extraterritoriales para evitar los impuestos estadounidenses y poder financiar compras de lujo. Dijo que Manafort tenía un patrimonio neto ajustado de 21,3 millones de dólares a fines de 2016.

“Dada esta evidencia, ¿cómo podemos decir que no tenía dinero?”, dijo Westling.

Westling también atacó al testigo estrella de la fiscalía, el ex vicepresidente de Manafort en la campaña de Trump, Rick Gates, como un mentiroso y un ladrón.

Gates se declaró culpable antes del juicio de Manafort por ayudarlo a ocultar millones de dólares de los ingresos de las autoridades fiscales de los Estados Unidos y está esperando la sentencia.

Además de horas de testimonio sobre las finanzas de Manafort, Gates reconoció que robó cientos de miles de dólares a Manafort, en parte para financiar una relación extramatrimonial en Londres, y mintió sobre su propio papel en la ocultación de dinero en cuentas en el exterior.

El fiscal Andres alega que, en general, Manafort “no pagó impuestos sobre más de 15 millones de dólares” en ingresos.

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics