La FDA amplía la aprobación de válvula cardiaca de reemplazo, la más pequeña en el mundo

El día de hoy, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) amplió la aprobación de una válvula cardiaca para incluir un tamaño lo suficientemente pequeño como para utilizarse en pacientes pediátricos recién nacidos para tratar defectos del corazón. Específicamente, la dependencia aprobó la Válvula Cardiaca Mecánica de la Serie Masters con Anillo de Sutura Hemodynamic Plus (HP) para que incluya el tamaño de 15 mm, lo que la convierte en la válvula cardiaca mecánica más pequeña aprobada en el mundo.

“Aunque por años se han aprobado válvulas cardiacas de reemplazo más grandes, existe una necesidad insatisfecha entre los pacientes pediátricos más jóvenes —sobre todo los bebés y los recién nacidos— con defectos valvulares congénitos que quizás sean demasiado pequeños como para usar las válvulas cardiacas actualmente disponibles en el mercado”, explicó el Dr. Jeff Shuren, M.D., J.D., director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

Las valvulopatías cardiacas se producen si una o más de las cuatro válvulas del corazón, las cuales dirigen el flujo de sangre por el mismo, no funcionarán como es debido. En los pacientes pediátricos, una válvula cardiaca que presenta fallos suele ser consecuencia de un defecto cardiaco de nacimiento. Todos los años, más de 35,000 bebés en los Estados Unidos nacen con defectos cardiacos congénitos, algunos de los cuales necesitarán cirugía valvular y, posiblemente, una válvula cardiaca de reemplazo. Sin embargo, antes de la aprobación anunciada el día de hoy, las opciones de válvulas cardiacas de reemplazo disponibles han sido limitadas, debido al tamaño tan pequeño de los pacientes. La válvula HP de 15 mm de la Serie Masters representa una opción de tratamiento importante para estos pacientes.

La Válvula Cardiaca Mecánica de la Serie Masters es una válvula giratoria doble (de dos compuertas) que está diseñada para su implante en posición aórtica o mitral. El diseño de válvula doble consiste en dos discos semicirculares que abren y cierran en respuesta a los cambios de la presión arterial con el latir del corazón, de modo similar a como lo hacen las propias válvulas del paciente.

La Válvula Cardiaca Mecánica de la Serie Masters fue aprobada por primera vez en 1995, para los pacientes con una válvula cardiaca aórtica o mitral ya sea enferma, dañada o que no funciona bien. El dispositivo también está aprobado como reemplazo de válvulas cardiacas protésicas aórticas o mitrales previamente implantadas. La aprobación del día de hoy amplía la gama de tamaños de válvula disponibles, brindando a los pacientes más pequeños otra opción de tratamiento.

La FDA evaluó los datos clínicos de un estudio de grupo único en el que participaron 20 pacientes pediátricos con una insuficiencia cardiaca grave, variando en edad entre las 1.5 semanas y los 27 meses al momento del implante de la válvula mitral. Los datos demostraron que, un año después de la intervención para colocar el implante, la probabilidad de supervivencia fue de 69.3 por ciento, y la de no experimentar un efecto adverso relacionado con la válvula, de 66.8 por ciento. Entre los efectos adversos graves relacionados con la válvula que se observaron durante el estudio y a lo largo de un año de seguimiento estuvieron: coágulos de sangre en el dispositivo y sangrado en el cerebro. Quizás sea necesario ofrecer una terapia anticoagulante (de adelgazamiento de la sangre) después de la intervención para evitar la formación de coágulos en el dispositivo, lo cual puede aumentar el riesgo de sufrir una hemorragia.

La Válvula Cardiaca Mecánica de la Serie Master no debe utilizarse en pacientes que no toleren la terapia anticoagulante.

La FDA concedió la aprobación de la Válvula Cardiaca Mecánica de la Serie Master a St. Jude Medical.

La FDA, una dependencia del Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, protege la salud pública asegurando la protección, eficacia y seguridad de los medicamentos tanto veterinarios como para los seres humanos, las vacunas y otros productos biológicos destinados al uso en seres humanos, así como de los dispositivos médicos. La dependencia también es responsable de la protección y seguridad de nuestro suministro nacional de alimentos, los cosméticos, los suplementos dietéticos, los productos que emiten radiación electrónica, así como de la regulación de los productos de tabaco.

 

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics