Memos de Comey: Trump se queja sobre los “problemas de juicio” de Flynn

Copias de los memorandos escritos por el ex director del FBI, James Comey, fotografiados el 19 de abril de 2018. - Copies of the memos of former FBI Director James Comey are pictured in Washington, Thursday, April 19, 2018. (AP Photo/Susan Walsh)

En una serie de conversaciones asombrosamente sinceras, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le contó al exdirector del FBI James Comey que tenía serias dudas sobre el juicio de un asesor, preguntó sobre la posibilidad de encarcelar a periodistas y describió un alarde de Vladimir Putin sobre las prostitutas rusas, según las notas de Comey sobre esas conversaciones obtenidas por The Associated Press el jueves en la noche.

Las 15 páginas de documentos contienen nuevos detalles sobre una serie de interacciones con Trump que Comey encontró tan desconcertantes que decidió documentarlas por escrito.

Estos siete encuentros celebrados en las semanas y meses previos al cese de Comey en mayo de 2017 incluyen una discusión en la Torre Trump sobre acusaciones que relacionaban a Trump y prostitutas en Moscú; una cena en la Casa Blanca en la que según Comey Trump le pidió su lealtad; y una conversación privada en la Oficina Oval en la que el exjefe del FBI dijo que el presidente le pidió que cerrase la investigación sobre Michael Flynn, ex asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

La revelación de los documentos era muy esperada desde que se supo de su existencia el año pasado, especialmente porque las interacciones entre Comey y Trump son una parte importante de la pesquisa del fiscal especial Robert Mueller sobre si el presidente intentó o no obstruir la labor de la justicia.

El jueves por la noche, el presidente tuiteó sobre ellos: “Acaban de salir los memos de James Comey y muestran claramente que NO HUBO COLUSIÓN ni OBSTRUCCIÓN. También, él filtró información clasificada. ¡GUAG! ¿Va a continuar la cacería de brujas?”.

El mandatario acusó también a Comey de filtrar información clasificada. Los documentos obtenidos por AP no estaban sujetos a ningún tipo de secreto aunque algunas partes estaban ocultas como información clasificada. Los detalles de los documentos de Comey reportados el año pasado parecen proceder de las partes no censuradas.

Al explicar el propósito de crear los memorandos que se han proporcionado a Mueller, Comey ha dicho que “sabía que podría llegar un día en que necesitaría un registro de lo que había sucedido” para defenderse no solo él mismo sino también defender al FBI.

Tres meses de la presidencia de Trump

Justificando la creación de estos archivos, que fueron entregados a Mueller, Comey dijo que “sabía que podía llegar un día en el que necesitaría un registro de lo que había ocurrido” para defenderse no solo a sí mismo sino también al FBI.

Los informes cubren los primeros tres meses de la presidencia de Trump, un periodo de agitación marcado por cambios en su equipo, una cascada de titulares dañinos y la revelación de una pesquisa del FBI sobre los posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia.

Los documentos reflejan las inquietudes del presidente hacia la investigación, aunque no siempre del modo que Comey parecía anticipar.

En una conversación de febrero de 2017, por ejemplo, Trump le contó a Comey cómo Putin le dijo, “tenemos algunas de las prostitutas más hermosas del mundo”, incluso cuando el presidente airada y reiteradamente negó haber tenido que ver con prostitutas en Moscú, según un memo.

En otro memo, Comey relata cómo Trump en una cena privada en la Casa Blanca señaló con los dedos su cabeza y se quejó de que Flynn, su asediado asesor de seguridad nacional, “tiene graves problemas de juicio”. El presidente culpó a Flynn por no alertarlo prontamente sobre una llamada de felicitación de un líder mundial, lo que provocó un retraso para devolver el mensaje a un funcionario cuyo nombre está tachado en los documentos.

“No comenté en ningún momento mientras se trató este tema y no hubo mención o reconocimiento de que tuviera interés en lo que hacía el FBI o de contacto con el General Flynn”, escribió Comey.

Para ese momento, el FBI ya había entrevistado a Flynn sobre sus contactos con el embajador ruso, Sergey Kislyak, y el Departamento de Justicia había advertido a los funcionarios de la Casa Blanca que estaban preocupados de que Flynn fuera vulnerable al chantaje.

Preocupaciones por el dossier

Los memorandos también muestran la continua angustia de Trump por un dossier de acusaciones compilado por un exespía británico cuyo trabajo fue financiado por el Comité Nacional Demócrata y la campaña de Clinton, que examinaba posibles vínculos entre él, sus ayudantes y el Kremlin. Comey escribe cómo Trump negó reiteradamente haber participado en un encuentro con prostitutas rusas en un hotel de Moscú.

“El presidente dijo que ‘lo de las prostitutas’ es una tontería”, escribe Comey, señalando que Trump relacionó la conversación con Putin sobre las “prostitutas más hermosas”. Comey dice que Trump no dijo cuándo hizo Putin el comentario.

Los documentos también incluyen las reflexiones del presidente acerca de perseguir a los soplones y encarcelar periodistas. También proporcionan una idea de las opiniones personales y profesionales de Comey. Él juzga que la prohibición de viajes impuesta por la administración Trump es legalmente válida, y critica a la ex fiscal general Loretta Lynch, y describe a su predecesor, Eric Holder, como “más inteligente, más sofisticado y más suave”.

El Congreso recibe los memos

Los memorandos fueron entregados al Congreso temprano del jueves mientras los republicanos de la Cámara de Representantes aumentaban las críticas al Departamento de Justicia, y amenazaban con hacer un requerimiento legal de los documentos y cuestionaban a los funcionarios.

En una carta enviada a tres presidentes republicanos de comisiones de la Cámara el jueves por la noche, el secretario adjunto de Justicia, Stephen Boyd, escribió que el departamento enviaba una versión clasificada de los memorandos y una versión no clasificada. El departamento publicó la carta de Boyd públicamente, pero no publicó los memorandos. Los presidentes emitieron una declaración el jueves por la noche diciendo que los memorandos muestran que Comey claramente nunca se sintió amenazado y que Trump no obstruyó la justicia.

Funcionarios del Departamento de Justicia habían permito que algunos legisladores vieran los memorandos pero nunca antes habían entregado copias de los memos al Congreso. Boyd escribió que el departamento también había entregado los memorandos a varias comisiones del Senado.

Boyd escribió en la carta que el departamento “consultó con las partes relevantes” y concluyó que la publicación de los memorandos no afectaría adversamente ninguna investigación en curso. Mueller está investigando posibles vínculos entre Rusia y la campaña de Trump en 2016, así como una posible obstrucción a la justicia por parte del presidente.

Comey realiza actualmente una gira publicitaria para promocionar su nuevo libro, A Higher Loyalty. Él reveló el año pasado que había escrito los memorandos luego de conversar con Trump.

Comey dijo en una entrevista el jueves con CNN que está de acuerdo con que el Departamento de Justicia entregue sus memorandos al Congreso.

“Creo que lo que la gente verá, si logran ver los memos, que he sido consistente desde el principio, justo después de mis encuentros con el presidente Trump, y soy consecuente en el libro”.

 

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics