Nielsen cita una “catástrofe humanitaria” en la frontera EE.UU.-México

La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, pidió el miércoles al Congreso que se enfrentara a lo que ella llamó una “catástrofe humanitaria” en la frontera sur apoyando el llamado del presidente Donald Trump para un muro fronterizo y que cambie las leyes para acabar con los solicitantes de asilo y los cruces ilegales de fronteras.

Nielsen, emitió una sombría evaluación sobre la crisis migratoria en la frontera sur, y dijo a la Comisión de Seguridad Nacional la Cámara de Representantes que la inmigración ilegal está “fuera de control” y predice que la crisis “empeorará” en los próximos meses.

En una alarmante revelación dijo que la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, CBP por sus siglas en inglés, está en camino de detener a casi 1 millón de inmigrantes ilegales en la frontera este año.

“En febrero, vimos un aumento del 30 por ciento respecto al mes anterior, con agentes deteniendo o encontrando a casi 75.000 extranjeros”, dijo Nielsen a la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes. “Esto es un aumento del 80 por ciento con respecto al mismo período del año pasado. Y puedo informar hoy que el CBP está pronosticando que el problema empeorará esta primavera a medida que el clima se calienta”.

“Queremos fortalecer la inmigración legal y dar la bienvenida a más personas a través de un sistema basado en méritos que mejorenuestra vitalidad económica y la vitalidad de nuestra diversa nación. También continuaremos defendiendo nuestros ideales humanitarios”, dijo. “Pero la inmigración ilegal simplemente está fuera de control y amenaza la seguridad pública y la seguridad nacional”.

El testimonio de Nielsen se produjo un día después de que la administración Trump publicara cifras que mostraban que más de 2.000 migrantes son detenidos cada día, un total de 268.000 desde el inicio del año fiscal. El Departamento de Seguridad Nacionalinforma que la Patrulla Fronteriza está deteniendo a los inmigrantes ilegales a la tasa más alta desde 2007.

“Enfrentamos una crisis: una crisis real, seria y sostenida en nuestras fronteras. Tenemos decenas de miles de extranjeros ilegales que llegan a nuestra puerta cada mes. Tenemos drogas, delincuentes y violencia que se extienden a nuestro país cada semana”, dijo.

Nielsen expresó su preocupación no solo por el gran número de cruces, sino también por el aumento específico de familias y niños no acompañados.

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics