Nueva versión saudí: Khashoggi estrangulado, cuerpo fue sacado envuelto en alfombra

Mientras Arabia Saudí enfrenta un escepticismo internacional cada vez mayor sobre su historia sobre la muerte del periodista Jamal Khashoggi, un alto funcionario del gobierno presentó una nueva versión de la muerte dentro del consulado saudí en Estambul que, en aspectos clave, contradice las explicaciones anteriores.

La más reciente versión, proporcionada por un funcionario saudí que solicitó el anonimato, incluye detalles sobre cómo el equipo de 15 ciudadanos saudíes enviados para enfrentar a Khashoggi el 2 de octubre lo había amenazado con ser drogado y secuestrado y luego lo mató estrangulándolo cuando se resistió. Un miembro del equipo se vistió con la ropa de Khashoggi para que pareciera que había dejado el consulado.

Periodista saudí Jamal Khashoggi, en foto de archivo durante conferencia de prensa en Manama, Bahrein, el 1 de febrero de 2015.
Periodista saudí Jamal Khashoggi, en foto de archivo durante conferencia de prensa en Manama, Bahrein, el 1 de febrero de 2015.

 

Después de negar toda participación en la desaparición de Khashoggi, de 59 años, durante dos semanas, Arabia Saudí dijo el sábado por la mañana que había muerto en una pelea en el consulado. Una hora después, otro funcionario saudí atribuyó la muerte a un estrangulamiento, que el funcionario superior reiteró.

Los funcionarios turcos sospechan que el cuerpo de Khashoggi, columnista del Washington Post y crítico del poderoso príncipe heredero Mohammed bin Salman, fue desmembrado, pero el funcionario saudí dijo que fue enrollado en una alfombra y entregado a un “cooperador local” para su eliminación. Cuando se le preguntó sobre las denuncias de que Khashoggi había sido torturado y decapitado, dijo que los resultados preliminares de la investigación no sugerían eso.

El funcionario saudí presentó lo que dijo que eran documentos internos de inteligencia saudita que parecían mostrar la iniciativa para traer de regreso al país a los disidentes, así como uno específico que involucraba a Khashoggi. También mostró el testimonio de los involucrados en lo que describió como el encubrimiento del equipo de 15 personas y los resultados iniciales de una investigación interna. No proporcionó pruebas para fundamentar los hallazgos de la investigación y las otras pruebas.

La policía turca afuera de la residencia del cónsul de Arabia Saudí, general Mohammed al-Otaibi, en la investigación de la desaparición y presunto asesinato del escritor Jamal Khashoggi, en Estambul. Octubre 17, 2018.
La policía turca afuera de la residencia del cónsul de Arabia Saudí, general Mohammed al-Otaibi, en la investigación de la desaparición y presunto asesinato del escritor Jamal Khashoggi, en Estambul. Octubre 17, 2018.

Cambiantes narrativas

Esta narrativa es la más reciente versión saudí que ha cambiado varias veces. Las autoridades inicialmente desestimaron como falsos los informes de que Khashoggi había desaparecido dentro del consulado y dijeron que había abandonado el edificio poco después de ingresar. Cuando los medios informaron, unos días después, que había sido asesinado allí, calificaron las acusaciones de “infundadas”.

Al preguntarle Reuters por qué la versión del gobierno de la muerte de Khashoggi siguió cambiando, el funcionario dijo que la historia inicial del gobierno se basó en “información falsa reportada internamente en ese momento”.

“Una vez que quedó claro que los informes iniciales de la misión eran falsos, inició una investigación interna y se abstuvo de realizar más comentarios públicos”, dijo el funcionario, agregando que la investigación continúa.

Fuentes turcas dicen que las autoridades tienen una grabación de audio que supuestamente documenta el asesinato de Khashoggi dentro del consulado, pero no la han divulgado.

Riad envió a una delegación de alto nivel a Estambul el martes y ordenó una investigación interna, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el sábado no está satisfecho con el manejo de la muerte de Khashoggi por parte de Arabia Saudí y dijo que las preguntas siguen sin respuesta.

Alemania y Francia calificaron el sábado como incompleta, la explicación de Arabia Saudí de cómo murió Khashoggi.

Esta foto tomada de una cámara de vigilancia muestra una imagen de personas en el aeropuerto internacional Ataturk, en Estambul, Turquía, el 2 de octubre de 2018. El texto en turco, en la pantalla, dice "nueve personas ingresan por puerta E del aeropuerto. Oct. 2, 2018
Esta foto tomada de una cámara de vigilancia muestra una imagen de personas en el aeropuerto internacional Ataturk, en Estambul, Turquía, el 2 de octubre de 2018. El texto en turco, en la pantalla, dice “nueve personas ingresan por puerta E del aeropuerto. Oct. 2, 2018

Nueva versión de eventos

Según la más reciente versión de la muerte, el gobierno quería convencer a Khashoggi, quien se mudó a Washington hace un año por temor a represalias por sus opiniones, de que regrese al reino como parte de una campaña para evitar que los disidentes saudíes sean reclutados por los enemigos del país, dijo el funcionario.

Con tal fin, dijo el funcionario, el jefe adjunto de la Presidencia de Inteligencia General, Ahmed al-Asiri, reunió a un equipo de 15 miembros de las fuerzas de inteligencia y seguridad para ir a Estambul, reunirse con Khashoggi en el consulado e intentar persuadirlo para volver a Arabia Saudí.

“Hay una orden permanente de negociar pacíficamente el regreso de los disidentes; lo que les da la autoridad de actuar sin volver (a preguntar)al liderazgo “, dijo el funcionario. “Asiri es el que formó el equipo y pidió un empleado que trabajara con (Saud) al-Qahtani y quien conocía a Jamal desde el tiempo cuando ambos trabajaron en la embajada en Londres”, dijo.

El funcionario dijo que Qahtani había autorizado a uno de sus empleados que conducía las negociaciones.

Una imagen de una cámara de vigilancia el 2 de octubre de 2018, publicada el 18 de octubre de 2018, por el diario turco Sabah, muestra un hombre identificado por autoridades turcas como Maher Abdulaziz Mutreb, camina hacia el consulado saudí en Estambul antes de la desaparición del periodista saudí Jamal Kashoggi.
Una imagen de una cámara de vigilancia el 2 de octubre de 2018, publicada el 18 de octubre de 2018, por el diario turco Sabah, muestra un hombre identificado por autoridades turcas como Maher Abdulaziz Mutreb, camina hacia el consulado saudí en Estambul antes de la desaparición del periodista saudí Jamal Kashoggi.

Estrangulamiento

Según el plan, el equipo podría retener a Khashoggi en una casa segura fuera de Estambul por “un período de tiempo”, pero luego liberarlo si finalmente se negaba a regresar a Arabia Saudí, dijo el funcionario.

Las cosas salieron mal desde el principio cuando el equipo fue más allá de sus órdenes y rápidamente empleó la violencia, dijo el funcionario.

Khashoggi fue conducido a la oficina del cónsul general, donde un agente llamado Maher Mutreb habló con él sobre su regreso al reino, según el informe del gobierno. Khashoggi se negó y le dijo a Mutreb que alguien lo estaba esperando afuera y que contactaría a las autoridades turcas si no reaparecía en una hora, dijo el funcionario.

La prometida de Khashoggi, Hatice Cengiz, le dijo a Reuters que le había entregado sus dos teléfonos móviles y le había dado instrucciones de que debía esperarle y llamar a un asistente del presidente de Turquía si no reaparecía.

De vuelta en la oficina del cónsul, según la cuenta del funcionario, Khashoggi le dijo a Mutreb que estaba violando las normas diplomáticas y dijo: “¿Qué vas a hacer conmigo? ¿Piensas secuestrarme?

Mutreb respondió: “Sí, te drogaremos y te secuestraremos”, en lo que el funcionario dijo fue un intento de intimidación que violó el objetivo de la misión.

Cuando Khashoggi levantó la voz, el equipo entró en pánico. Se movieron para contenerlo, colocándolo en un estrangulamiento y cubriéndose la boca, de acuerdo con la cuenta del gobierno.

“Trataron de evitar que gritara, pero murió”, dijo el funcionario. “La intención era no matarlo”.

Cuando se le preguntó si el equipo había asfixiado a Khashoggi, el funcionario dijo: “Si pone a alguien de la edad de Jamal en esta posición, probablemente morirá”.

 

¿Dónde está su cuerpo?

Para encubrir su fechoría, el equipo enrolló el cuerpo de Khashoggi en una alfombra, lo sacó en un vehículo consular y lo entregó a un “cooperador local” para su eliminación, dijo el funcionario.

El experto forense Salah Tubaigy intentó eliminar cualquier rastro del incidente, dijo el funcionario.

Funcionarios turcos dijeron a Reuters que los asesinos de Khashoggi podrían haber arrojado sus restos en el bosque Belgrad, adyacente a Estambul, y en una zona rural cerca de la ciudad de Yalova, a 90 kilómetros (55 millas) al sur de Estambul.

Es probable que los investigadores turcos descubran qué pasó con el cuerpo “en poco tiempo”, dijo un alto funcionario.

El funcionario saudí dijo que el cooperador local es un residente de Estambul, pero no revelaría su nacionalidad. El funcionario dijo que los investigadores estaban tratando de determinar dónde está el cadáver.

Mientras tanto, el agente Mustafa Madani se puso la ropa, los anteojos y el reloj de Apple de Khashoggi y salió por la puerta trasera del consulado para que pareciera que Khashoggi había salido del edificio. Madani fue al distrito de Sultanahmet, donde se deshizo de las pertenencias.

El funcionario dijo que el equipo luego escribió un informe falso para los superiores en el que dijo que habían permitido que Khashoggi se fuera una vez que advirtió que las autoridades turcas podrían involucrarse y que habían abandonado el país antes de que pudieran ser descubiertos.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se reúne con el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, en Riad, el 16 de octubre de 2018.
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, se reúne con el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, en Riad, el 16 de octubre de 2018.

 

Muchas preguntas

Escépticos preguntan por qué tantas personas, incluidos oficiales militares y un experto forense especializado en autopsias, formaban parte de la operación si el objetivo era persuadir a Khashoggi para que regresara a casa por su propia voluntad.

La desaparición de Khashoggi, un saudí que se volvió crítico, se convirtió en una crisis masiva para el reino, lo que obligó a que el monarca de 82 años, el rey Salman, se involucre personalmente.

Ha amenazado las relaciones comerciales del reino, con altos ejecutivos y funcionarios gubernamentales que rechazan una conferencia de inversionistas en Riad programada para la próxima semana y algunos legisladores estadounidenses presionan a Trump para imponer sanciones y detener la venta de armas a Arabia Saudí.

El funcionario dijo que los 15 miembros del equipo habían sido detenidos y puestos bajo investigación, junto con otros tres sospechosos locales.

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics