Presidente de Guatemala declara ante juez luego de renunciar

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, podría entregarse este jueves ante la justicia.

Por Voz de América – Redacción
Este jueves podría ejecutarse una orden de detención en su contra por los delitos de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, renunció a la media noche del miércoles y este jueves se ha presentado ante un juez luego que este emitiera una orden de detención por un escándalo de corrupción.

Pérez Molina se presentó voluntariamente a eso de las 8:40 hora local para prestar declaración por el caso de defraudación aduanera conocido como “La Línea”.

“Estoy con la frente en alto, pasando momentos muy difíciles, agradezco su solidaridad, su tristeza. Seguiré dando la cara”, dijo al ingresar al sótano de la Torre de Tribunales de la capital guatemalateca, para dirigirse al nivel 14.

El juez Miguel Ángel Gálvez autorizó la orden de captura de Pérez Molina, de 64 años, por los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

El Congreso convocó de emergencia a las 10.00 hora local para tomar conocimiento de la renuncia de Pérez y citar al vicepresidente, Alejandro Maldonado, para que tome posesión como presidente, señaló el portavoz. Se espera que el vicepresidente tome juramento esta misma tarde ante el Congreso.

Tanto la Fiscal General, Thelma Aldana, como el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, indicaron que existen suficientes pruebas para vincular a Pérez Molina con la estructura de defraudación aduanera que funcionaba dentro de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

En dicha estructura, comerciantes pagaban sobornos para evitar pagar los impuestos de importación a través de la agencia aduanera. Se cree que así se defraudaron millones de dólares. Grabaciones de conversaciones telefónicas en manos de la fiscalía parecen identificar a Pérez Molina y a la ex vicepresidente, Roxana Baldetti, como los líderes de la estructura.

​​Pérez Molina, un general retirado, fue quedando aislado en las últimas semanas mientras decenas de miles de personas salían a las calles pidiendo su renuncia.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos dijo el miércoles antes de conocerse la renuncia de Pérez Molina, que se mantiene en firme el apoyo para la lucha contra el crimen y la corrupción en el país y que vigila todos los resultados de las investigaciones.

“Seguimos apoyando la lucha contra el crimen y la corrupción, que incluye el trabajo hecho por la Fiscalía y la CICIG”, dijo la fuente diplomática.

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics