Primarias en EE.UU: Demócratas desafían a republicanos y a Trump

Los demócratas buscan recuperar terreno ganado por los republicanos en el centro del país, en momentos en que los dos partidos realizan primarias en Minnesota y Wisconsin, dos estados en los que el atractivo del presidente Donald Trump entre votantes de clase trabajadora amenaza con alterar patrones políticos establecidos.

Las primarias del martes para gobernador, el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos serán una prueba de la fuerza de la coalición de Trump contra la energía de la resistencia demócrata.

En total, cuatro estados realizan primarias el martes en momentos en que va concluyendo la temporada de contiendas internas. Todos los estados, a excepción de 10, habrán escogido sus candidatos para los comicios de noviembre para cuando sean contados todos los votos en Wisconsin, Minnesota, Vermont y Connecticut. Aunque no quedará definido totalmente el campo de batalla, una cosa está clara: los demócratas están decididos a arrebatarles a los republicanos el control del Congreso y de gubernaturas en todo el país.

El gobernador de Washington Jay Islee, que preside la Asociación de Gobernadores Demócratas, predijo que el martes ofrecerá nueva evidencia de una ola que llevará a los demócratas al poder en Washington en noviembre.

“Trump ha conseguido alienar a todas las formas de vida humana en el planeta”, le dijo Inslee a The Associated Press cuando se le preguntó sobre el atractivo de Trump entre votantes blancos de clase media. “Ellos están hastiados del caos”.

Los demócratas se ven especialmente motivados en Wisconsin, donde ocho candidatos compiten por la oportunidad de enfrentarse en noviembre con el gobernador republicano Scott Walker, que le ha advertido a su partido sobre los prospectos de un triunfo demócrata.

Una vez blanco de críticas de Trump, Walker consiguió el respaldo del presidente en un tuit el lunes por la noche, en el que Trump lo llamó “un tremendo Gobernador que ha hecho cosas increíbles por ese Gran Estado”. Pero los persistentes ataques de Trump al productor de motocicletas Harley-Davidson, basado en Wisconsin, han preocupado en días recientes a los republicanos, incluido Walker.

Trump tuiteó el domingo que era “grandioso” que tantos motociclistas planeasen boicotear a la compañía de Milwaukee si muda su manufactura al extranjero, continuando una disputa de meses sobre aranceles con la popular compañía.

Walker evadió hablar del boicot en una respuesta escrita. Sus oponentes demócratas se lanzaron a la pelea.

“Al atacar a los trabajadores en Wisconsin para cubrir una política fallida, el presidente Trump sigue las tácticas del gobernador Walker”, dijo Mahlon Mitchell, uno de los candidatos y líder del gremio estatal de bomberos.

 

Fuente: La voz de América

Real Time Web Analytics