Proteja a su hija de los cánceres de cuello uterino con la vacuna contra el VPH

En el pasado, en los Estados Unidos, el cáncer de cuello uterino era la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres. Gracias a la vacuna contra el VPH y las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino, ahora es el más prevenible de todos los cánceres que afectan a las mujeres. Los CDC recomiendan la vacuna contra el VPH para todos los niños y todas las niñas de entre 11 y 12 años de edad para protegerlos contra los cánceres que causa el VPH.

El VPH* causa casi 11 000 casos de cáncer de cuello uterino cada año en los Estados Unidos. Incluso con las pruebas de detección y el tratamiento, más de 4000 mujeres mueren cada año en los Estados Unidos por esta enfermedad.

Más de 9 de cada 10 casos de cáncer de cuello uterino son causados por el VPH. El cáncer de cuello uterino se puede prevenir en gran medida con la vacuna contra el VPH.*

Las infecciones por el VPH también pueden causar precánceres de cuello uterino, o células anormales en el cuello uterino que pueden causar cáncer. Todos los años en los EE. UU. cerca de 300 000 mujeres reciben un diagnóstico de precánceres de cuello uterino que requieren tratamiento.

El tratamiento contra los cánceres y precánceres de cuello uterino puede limitar la capacidad de las mujeres de tener hijos. Ponerle la vacuna contra el VPH a su hija en la preadolescencia puede prevenir el cáncer y los precánceres de cuello uterino cuando sea más grande, así como el tratamiento contra los precánceres de cuello uterino, que puede tener efectos duraderos.

Vacunación contra el VPH

Las niñas y los niños deberían recibir dos dosis de la vacuna contra el VPH con un intervalo de al menos 6 meses a los 11 o 12 años y haber terminado la serie completa de dos inyecciones antes de cumplir los 13. Los adolescentes y adultos jóvenes (mujeres y varones) que no hayan comenzado la serie de vacunas contra el VPH antes de cumplir los 15 años deberán recibir 3 inyecciones dentro de un plazo de 6 meses para obtener la mejor protección. Las adolescentes y adultas jóvenes de hasta 26 años y los adolescentes y adultos jóvenes de hasta 21 años que no se hayan puesto las vacunas contra el VPH deben consultar al médico o al personal de enfermería para vacunarse ahora.

Pruebas de detección del cáncer de cuello uterino

La vacuna contra el VPH no remplaza la necesidad de hacerse regularmente la prueba de Papanicoláu y exámenes ginecológicos. Incluso las mujeres que se hayan puesto la vacuna contra el VPH deben hacerse regularmente pruebas de detección de cáncer de cuello uterino a partir de los 21 años. Para obtener más información sobre las pruebas de detección, consulte ¿Qué debo saber sobre las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino?

Fuente: Centro Nacional Vacunación Enfermedades Respiratorias (NCIRD)


Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics