Veterano de la Armada arrestado por sobres envenenados enviados a Trump

Un veterano de la Armada de Estados Unidos fue arrestado el miércoles en relación a sobres sospechosos que fueron enviados al presidente Donald Trump y altos funcionarios militares.

William Clyde Allen III, de 39 años, fue detenido en la pequeña ciudad de Logan, Utah, dijo Melodie Rydalch, vocera de la fiscalía federal en el estado.

El arresto se realizó después de que las autoridades confirmaran que investigaban dos sobres que se creía que contenían ricina y después se supo que eran semillas de ricino, la sustancia de donde se deriva la ricina. Las semillas pueden causar daño severo si se ingieren.

El FBI dijo que había sustancias químicas potencialmente peligrosas relacionadas con su operativo en Utah el miércoles, pero se negaron a dar más detalles. De momento Allen no tenía un abogado designado.

Los sobres, que tenían como destinatarios al secretario de Defensa Jim Mattis y al almirante de la Marina John Richardson, fueron detectados en una instalación de registro de correspondencia y enviados al FBI. Nadie resultó lesionado y ninguna carta logró entrar al Pentágono. Mattis está de viaje esta semana.

El lunes también se envió un sobre al presidente del cual se desconocía su contenido. El Servicio Secreto dijo que no llegó a la Casa Blanca.

Allen sirvió en la Marina de Guerra entre 1998 y 2002, según los archivos de la Marina. Trabajó como un aprendiz de bombero para control de daños.

También el pasado martes funcionarios en Houston informaron que al menos dos personas fueron llevadas de urgencia al hospital luego de haber sido aparentemente expuestas a una “sustancia en polvo blanca” en la oficina del senador Ted Cruz.

La oficina del senador republicano por Texas, ubicada en el noveno piso de la Torre Phoenix tuvo que ser evacuada temporalmente.

Esta semana La Voz de América entrevistó al Dr. José Antonio Cisneros, médico especialista en Ingeniería Biomédica, para obtener detalles de las características de esta toxina que es considerada un “arma biológica” y cuya peligrosidad radica en el tiempo de respuesta que obtenga una persona contaminada.

El Dr. Cisneros especificó que la contaminación con ricina es directa y no es contagiosa, y advirtió que aún no hay un antídoto específico aunque científicos europeos avanzan en el proceso de encontrarlo.

La ricina se encuentra en la naturaleza en las semillas de ricino, pero para convertirlas en una arma biológica es preciso un proceso deliberado. La ricina puede causar la muerte entre 36 y 72 horas después del contacto con una cantidad tan pequeña como la punta de una aguja.

 

Fuente: la voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics