¿Cómo el coronavirus cambió el comportamiento del consumidor en EE.UU.?

WASHIGTON D.C. – El comportamiento del consumidor en Estados Unidos está pasando por muchos cambios. Mientras que algunos se dirigen a las tiendas para abastecerse de comestibles y artículos para el hogar, otros prefieren permanecer en la seguridad de sus hogares.

Los investigadores de la firma consultora Category Partners opinan que el comportamiento del consumidor ha cambiado rápidamente desde el comienzo de la pandemia.

“El primer cambio ocurrió a principios de marzo, eso fue algo que consideramos como una fase de reconocimiento, donde los consumidores se dieron cuenta del hecho que algo estaba sucediendo y pensaron ¡tal vez debería abastecerme! A mediados de marzo, fue cuando llegamos a lo que caracterizamos como Fase Dos, y eso fue realmente una compra de pánico, por así decirlo”, explica Steve Lutz, vicepresidente de la consultora. 

A shopping cart is filled with groceries in a supermarket during the outbreak of coronavirus disease (COVID-19) in Singapore,…
Un carrito de compras está lleno de víveres en un supermercado durante el brote del coronavirus.

La gente comenzó a comprar a granel por miedo a la posible escasez de alimentos, pero ya en abril, después de que todos se calmaron y se dieron cuenta de que no se enfrentarían a una escasez, se inició la tercera fase: la Fase de cuarentena.

Algunos han perdido sus empleos, otros pasaron de entregas a cocinar todo en casa, desde entonces las listas de compras de comestibles se han vuelto bien pensadas y planificadas.

Los expertos creen que después de que se levante las medidas de cuarentena, la Fase Cuatro se parecerá a la recesión económica de 2008-2009. El poder adquisitivo disminuirá significativamente, lo que afectará mucho a los minoristas.

Sin embargo, la pandemia ha obligado a las personas a probar nuevas experiencias de compra en línea. Y esa tendencia podría continuar incluso después de la pandemia.

“Solo el 4% de los comestibles se compraron en línea antes del coronavirus; ahora ese número supera el 25%, ¡en menos de un mes! Las personas toman categorías que solo comprarían en la tienda y comienzan a comprarlas en línea por primera vez “, afirma Bryan Leach, fundador y CEO de Ibotta, una compañía de tecnología que está revolucionando la forma en que los consumidores pagan y obtienen recompensas cuando compran.

Ibotta es una de las 5 aplicaciones de compras móviles más utilizadas en Estados Unidos y representa más de 10.000 millones de dólares de gastos de consumo cada año.

A customer wearing a protective mask tries on a pair of shoes at Sundance Shoes amid an outbreak of the coronavirus disease …
​Un cliente con una máscara protectora se prueba un par de zapatos en Sundance Shoes en medio de un brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Birmingham, Michigan, EE. UU., 27 de mayo de 2020.​

La crisis también ha cambiado las listas de compras de los estadounidenses. Las ventas de guantes desechables crecieron un 670% desde principios de marzo, las de los medicamentos para el resfriado, un 535%. La gente también está comprando más alimentos no perecederos como granos y conservas, así como papas fritas y galletas. Lo mismo sucedió con el equipo deportivo, así como con las cosas que la mayoría de la gente nunca tuvo en casa.

“Como los fabricantes de pan, por ejemplo. La mayoría de las personas no poseían una máquina para hacer pan, por lo que es bastante fácil que eso aumente en un 600% cuando las personas deciden que quieren hacerlo por sí mismas “, relata Nick Routley, Editor Ejecutivo, Visual Capitalist.

Los expertos coinciden en que la pandemia tendrá un efecto duradero tanto en compradores como en vendedores. Y cuando las personas vuelven a la normalidad, el hábito de abastecerse de ciertos artículos aún podría estar allí.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics