Europa aprueba reforma sobre derecho de autor que apunta a gigantes de Internet

El debate sobre el derecho de autor en Europa inició en 2016 y ha enfrentado desde entonces a creadores, empresas tecnológicas y activistas de Internet.

El Parlamento Europeo acaba de dar luz verde a una directiva que reforma las reglas del derecho de autor, solucionando un polémico tema que se discute desde 2016 y que hoy celebran los artistas del bloque.

Con 348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones, el Europarlamento de Estrasburgo cerró de esta forma dos años y medio de polémico debate.

La reforma hará que plataformas como YouTube tendrán que obtener licencias de los creadores, aplicar filtros para detectar previamente obras que utilizan material protegido sin permiso. Los editores de prensa podrán exigir acuerdos (y pagos) a webs y agregadores de noticias como Google News por utilizar sus contenidos.

La medida impone las mismas reglas también a Google y Facebook.

El debate había enfrentado previamente a la industria creativa de Europa con empresas tecnológicas, activistas de Internet y grupos de consumidores preocupados por el hecho de que las nuevas reglas pueden ser demasiado costosas y bloquear demasiado contenido.

La Comisión Europea buscó proteger una industria que tiene un valor de 915.000 millones de euros al año. Representa además unos 11.65 millones de empleos y el 6.8 por ciento de la economía de la UE.

El jefe digital de la Comisión para Europa, Andrus Ansip, recibió con agrado el resultado y dijo que las reformas mejorarían la posición de escritores, periodistas, cantantes, músicos y actores en relación con las grandes plataformas que se beneficiaron de su contenido.

“La votación de hoy garantiza el equilibrio correcto entre los intereses de todos los jugadores (usuarios, creadores, autores, prensa) al tiempo que establece obligaciones proporcionadas en las plataformas en línea”, dijo en un comunicado.

Pero el gigante Google dijo que las reformas conducirían a la inseguridad jurídica y perjudicaría las economías creativas y digitales de Europa. La Organización Europea del Consumidor (BEUC) se hizo eco de las críticas.

“Los consumidores tendrán que soportar las consecuencias de esta decisión. Sus preocupaciones fueron expresadas en voz alta y clara, pero los eurodiputados eligieron ignorarlos”, dijo la directora general de BEUC, Monique Goyens.

La legisladora Julia Reda, una prominente crítica de las reformas, dijo que amenazaban la conexión gratuita a internet.”Los algoritmos no pueden distinguir entre las infracciones reales de los derechos de autor y la reutilización perfectamente legal del contenido para fines como la parodia”, dijo.

Los países miembros de la UE tendrán dos años para trasladar la directiva a su ordenamiento interno.

El debate había enfrentado previamente a la industria creativa de Europa con empresas tecnológicas, activistas de Internet y grupos de consumidores.

(Con información de Reuters y AFP)


%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics