Alarma por presunto rechazo griego de inmigrantes y solicitantes de asilo político

Syrian refugees arrive on a dinghy after crossing from Turkey to Lesbos island, Greece, Wednesday, Sept. 9, 2015. The head of the European Union's executive says 22 of the member states should be forced to accept another 120,000 people in need of international protection who have come toward the continent at high risk through Greece, Italy and Hungary. (AP Photo/Petros Giannakouris)

Grecia tiene derecho a controlar sus fronteras, reconocen los defensores de los inmigrantes. Pero al protegerlas, no puede violar las leyes internacionales sobre migración y asilo político. Los reportes que está recibiendo Naciones Unidas sobre el supuesto rechazo violento de los inmigrantes está ocasionando alarma.

GINEBRA – Agencias de Naciones Unidas están expresando su alarma por los persistentes reportes de que las autoridades griegas están rechazando a inmigrantes y solicitantes de asilo político en las costas del país y sus fronteras terrestres con Turquía.

La agencia de Naciones Unidas para refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones dicen haber recibido múltiples y persistentes reportes de que las autoridades griegas están a veces empujando violentamente y expulsando a inmigrantes y perseguidos políticos. Las agencias están urgiendo a Grecia a que investigue los incidentes.

La agencia para refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) dice que los alegatos han aumentado desde marzo. Eso, afirma, coincide con una precipitosa caída en el número de ingresos en relación a los meses anteriores y en comparación a dos años anteriores.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para refugiados, Babar Baloch, sostiene que Grecia tiene un derecho legítimo de controlar sus fronteras y de manejar la migración irregular. Sin embargo, subraya que le gobierno debe también respetar los derechos humanos y los estándares de protección de refugiados.

“Los controles y procedimientos deben garantizar los derechos de los solicitantes de asilo político y no deberían ser devueltos en las fronteras griegas, sean marítimas o terrestres… Sin embargo, las alegaciones presentadas van en contra de las obligaciones internacionales de Grecia y pueden exponer a las personas a serios riesgos”, dijo Baloch.

Baloch agregó que la pandemia del coronavirus ha profundizado el drama de las personas que huyen de la guerra, conflictos y persecución. Agregó que es una práctica excesiva el rechazar prestar seguridad y protección a personas en esas circunstancias.

Las agencias de Naciones Unidas para los refugiados y las migraciones, están apelando a los países a suspender las deportaciones durante la pandemia. Le están pidiendo a los gobiernos que manejen sus restricciones fronterizas al mismo tiempo que respeten los derechos humanos y las libertades fundamentales de los inmigrantes y solicitantes de asilo político.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics