“Asteroide” podría ser viejo cohete de misión a la Luna

Un supuesto asteroide descubierto por el telescopio de Hawaii, el mes pasado, podría ser un cohete perteneciente a una misión fallida de alunizaje de hace 54 años y que está regresando a casa.

Así lo informó el experto en asteroides de la NASA, Paul Chodas, a la agencia The Associated Press, quien segura que lo que se conoce como el asteroide 2020 SO, es en realidad la etapa superior del cohete Atlas-Centauro, el cual impulsó, en 1966, el módulo Surveyor 2 de la NASA a la Luna, antes de ser desechada.

Después de que no funcionara uno de sus propulsores, chocó contra la Luna y luego entró en órbita alrededor del Sol.

“Ha sido mi pasatiempo encontrar uno de estos y hallar tal vínculo, y lo he estado haciendo durante décadas”, dijo Paul Chodas.

Según el reporte de AP, se estima que el objeto mide aproximadamente 8 metros (26 pies), basado en su brillo. Eso está en el rango del viejo Centauro, que tenía menos de 10 metros de largo, incluyendo la tobera, y 3 metros de diámetro.

Dentro de las pistas que maneja Chodas, se encuentra el hecho de que la órbita casi circular alrededor del Sol es bastante similar a la de la Tierra. Además explicó que está en el mismo plano orbital que la Tierra, diferenciándolo de un asteroide.

El objeto se dirige hacia el planeta Tierra y será capturado por la gravedad, a mediados de noviembre. Según los expertos, pasará cuatro meses dando vueltas alrededor, antes de regresar a su propia órbita, alrededor del Sol, en cinco meses.

El mes pasado, los científicos encontraron el objeto inesperado, mientras hacía otro tipo de búsqueda relacionada con las rocas del fin del mundo.

A veces, sucede lo contrario. En 1991 Chodas y otros determinaron que un objeto misterioso era un asteroide normal, a pesar de su similitud  de la órbita alrededor del sol con la de la Tierra.

En 2002, encontró, dijo, la tercera etapa sobrante de Saturno V del Apolo 12 de 1969, el segundo alunizaje de los astronautas de la NASA.

Según el diario británico The Independent, Jonathan McDowell, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, señaló que ha habido “muchos, muchos incidentes vergonzosos de objetos en órbita profunda … obteniendo designaciones de asteroides provisionales durante unos días antes de que se suíera que eran artificiales”.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics