Beijing dispara cuatro misiles sobre zonas disputadas del Mar del Sur de China

WASHINGTON D.C. – Beijing disparó misiles a la zona en disputa en el Mar del Sur de China, escalando las tensiones con Estados Unidos en medio de sanciones impuestas a empresas chinas que participaron en la militarización de la región.

Un funcionario de defensa estadounidense dijo a la Voz de América que el Ejército Popular de China lanzó cuatro misiones de mediano alcance desde su territorio al área del Mar Sur de China, entre la Isla Hainan y las islas Paracel.

El lanzamiento de los misiles el miércoles se produjo en medio de recientes ejercicios militares chinos, que unilateralmente cerraron enormes áreas de las aguas disputadas por varios países. Vietnam ha protestado por los ejercicios.

El lanzamiento de los misiles el miércoles se produjo en medio de recientes ejercicios militares chinos, que unilateralmente cerraron enormes áreas de las aguas disputadas por varios países. Vietnam ha protestado por los ejercicios.

FILE - Chinese fishing boats sail in the lagoon off the island province of Hainan in the South China Sea, July 20, 2012.
Barcos pesqueros chinos navegan en una laguna cercana a la isla provincia de Hainan, en el Mar del Sur de China, en julio del 2012.

El oficial, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el más reciente ejercicio militar chino “habla volúmenes” sobre como el ejército chino ve las áreas protegidas para la libre navegación por las leyes internacionales.

El capitán de la Armada estadounidense, John Gay, un portavoz de la Flota de Estados Unidos en el Pacífico, dijo que actualmente tienen 38 embarcaciones en la región Indo-Pacífica y continuarán monitoreando las actividades, incluyendo los más recientes ejercicios militares chinos.

El Pentágono emitió una declaración de preocupación el jueves, diciendo que las acciones de China “representan un contraste con su promesa de no militarizar el Mar Sur de China y en contraste con la visión estadounidense de una libre y abierta región Indo-Pacífica en la que todas las naciones, grandes y pequeñas, estén seguras en su soberanía, libres de coerción, y en capacidad de perseguir el crecimiento económico consistente con las reglas y normas aceptadas internacionalmente”.

“La República Popular China optó por escalar sus ejercicios militares al disparar misiles balísticos. Urgimos a todas las partes a ejercer la cautela y no lanzar actividades militares que puedan amenazar la libertad de navegación y agravar las disputas en el Mar Sur de China”, agregó el Pentágono.

El portavoz del Ministerio de Defensa chino, Wu Qian le dijo a periodistas el jueves que Estados Unidos ha continuado provocando tensiones y socavando la soberanía y seguridad de China”. Agregó que las actuales relaciones diplomáticas entre los dos países “han sido severamente dañadas”.

China ha hecho reclamos expansivos en el Mar Sur de China, desplegando armamento militar y aeronaves en islas artificiales construídas sobre arrecifes para apuntalar sus reclamos territoriales, que invaden los reclamos territoriales de otras naciones.

Estados Unidos realiza con frecuencia operaciones de libertad de navegación en el Mar Sur de China para disputar los reclamos de Beijing y promover el libre pase por aguas internacionales en que se trafica la mitad del tonelaje del comercio mundial, valorado en billones de dólares anuales.

El secretario de Defensa Mark Esper advirtió el jueves que el sistema mundial “libre y abierto” forjado al final de la Segunda Guerra Mundial está bajo ataque por lo que calificó como “el comportamiento de rompimiento de las reglas” de China en la región Indo-pacífica.

Esper habló en Hawaii, sede del Comando Indo-pacífico, antes de viajar a Guam y Palau para participar en ceremonias conmemorando el 75 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Esper llamó a la región Indo-pacífica el “epicentro” de la competencia de las grandes potencias, prometiendo no “ceder una pulgada” a países que amenacen las libertades internacionales, en una aparente alusión a China.

Estados Unidos impuso el miércoles sanciones a 24 empresas chinas y a varias personas que supuestamente participaron en la construcción y militarización de las disputadas islas artificiales en el Mar Sur de China. La medida fue interpretada como una advertencia contra lo que Estados Unidos ve como una creciente campaña china para dominar el mar rico en recursos y amedrentar a pequeñas naciones en la región.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo en una declaración que las compañías jugaron un “papel en ayudar al ejército chino” en el Proyecto de construcción, mientras el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en una declaración aparte que Washington estaba poniendo restricciones de visas a individuos “responsables” o “cómplices” en el proyecto.

“Desde el 2013, la República Popular China ha usado sus empresas estatales para dragar y reclamar más de 1.214 hectáreas en disputa en el Mar Sur de China, afectando los derechos soberanos de sus vecinos, y ocasionando enorme devastación ambiental”, dijo Pompeo.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics