Celebración en EE.UU. del Día de la Independencia dependerá este año de restricciones

People watch Macy's 4th of July Fireworks Independence Day celebrations in New York July 4, 2016. REUTERS/Eduardo Munoz - RTX2JPQP

La celebración del Día de la Independencia dependerá de dónde se pretenda celebrar, cómo pretenda hacerlo, pues habrá muchos espectáculos en grandes y pequeñas ciudades. Lo que no se quiere son aglomeraciones de personas. Ni pequeñas ni grandes.

Durante los últimos 244 años, los estadounidenses han celebrado con gran fanfarria el Día de la Independencia, en que conmemoran la fundación de un país conocido por sus libertades, y por la protección que, en general, se ofrece a todo ciudadano, independiente de su procedencia o sus preferencias.

Pero en este Día de la Independencia, todo depende.

Dependerá de en qué ciudad uno desee celebrar. Dependerá de cómo se pretenda celebrar las libertades. Dependerá de si esas libertades no están de casualidad temporalmente limitadas. Y es que en este Día de la Independencia, el país es dependiente del coronavirus.

Las libertades a las que están acostumbrados los estadounidenses están siendo restringidas, luego que la reapertura del país trajo consigo repuntes en las cifras de infección del virus, y las autoridades locales han decidido volver a imponer estrictas medidas que han incluido el cierre de playas, parques, bares, discotecas, restaurantes y otros.

En la capital, Washington D.C., las circunstancias traídas por la pandemia, han llevado a cancelar el tradicional Desfile del Día de la Independencia. Los fuegos artificiales sobre el National Mall (Alameda Nacional) se llevarán a cabo. Pero aún no se ha publicado qué restricciones habrá a la asistencia para evitar las usuales grandes aglomeraciones.

Tampoco habrá el tradicional concierto en el Jardín Oeste del Capitolio, aunque si se retransmitirán en pantallas gigantes algunas de las presentaciones musicales de años pasados. Por segundo año consecutivo, la Casa Blanca organizará un Saludo a Estados Unidos, un evento que incluirá el sobrevuelo de aviones de combate, discursos y música. Pero el programa exacto y el número de entradas disponibles está aún por definirse.

En Boston, donde se produjo una de las primeras chispas de la independencia por la protesta a los impuestos ingleses al té, se ha cancelado el tradicional concierto de la orquesta Boston Pops, que ha acompañado siempre el despliegue de los fuegos artificiales.

En su lugar, la orquesta presentará un saludo a los héroes, con el que rendirá homenaje a los que han estado en las trincheras de la lucha contra la pandemia, médicos, enfermeros, bomberos, rescatistas y otros. El evento sólo podrá ser visto por televisión o internet. No habrá ningún evento que pueda presenciarse desde el mismo lugar. La libertad de aglomerarse, empujarse, y derramarle incluso la cerveza en la camisa al tipo de al lado, está suspendida temporalmente. Este año prima la obligación de proteger la salud de todos.

Para los que gustan de climas más cálidos, como los del sur de la Florida, las opciones serán limitadas. Se realizarán los habituales fuegos artificiales. Pero no se podrán ver desde las playas. Estarán cerradas al público desde el 3 de julio. Reabrirán hasta el lunes 7 de julio, para evitar celebraciones multitudinarias tardías. Y los fuegos sólo podrán verse desde las casas o desde los autos.

En la emblemática ciudad de Nueva York, la Gran Manzana, la ciudad que nunca duerme, la celebración se hará un poco al estilo del gato y el ratón. El espectacular show de fuegos artificiales de la cadena de tiendas Macy´s se ha empezado a hacer dosificado a partir del 29 de junio hasta el lunes hasta el 4 de julio. Los fuegos serán disparados desde distintos lugares cada día sin previo aviso para evitar que los neoyorquinos se aglomeren. Y tendrán una duración de cinco minutos cada día. El que no logre llegar a tiempo a la azotea, podrá ver un programa especial en que se repetirán todos los shows juntos y que se transmitirá por la cadena NBC a las 8 de la noche el 4 de julio.

Illegal fireworks illuminate the sky over the Bedford-Stuyvesant neighborhood of the Brooklyn borough of New York City, New York
Fuegos artificiales iluminan el cielo sobre el vecindario Bedford-Stuyvesant del barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York, Nueva York. 20 de junio de 2020.

Y si prefiere algo más íntimo y seguro, puede celebrarlo en su casa con algunos familiares y amigos, sentándose a unos 6 pies de distancia, usando mascarilla y sin meter todos las manos sin lavar en la bandeja de los nachos.

Estados Unidos ha vivido antes otras pandemias, como la de la fiebre española. Ha sufrido el asesinato de dos de sus presidentes, grandes desastres naturales, depresiones económicas, ataques terroristas y varias guerras, y pese a todo los fuegos artificiales siempre han regresado a iluminar sus cielos.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics