Ciudades de EE.UU. vuelven a extremar medidas, mientras el país registra récord de infecciones diarias

Ciudades como Texas, California y Miami han vuelto a extremar medidas para frenar los contagios por coronavirus que han alcanzado cifras récord en los últimos días.

WASHINGTON DC – El miércoles se reportaron más de 50.000 nuevas infecciones por coronavirus en Estados Unidos, el total más alto desde el inicio de la pandemia. Seis estados establecen récords diarios para nuevos casos: Alaska, Arizona, California, Georgia, Carolina del Norte y Texas.

Con la cifra de infecciones por COVID-19 en aumento alarmante, el presidente Donald Trump, elogió nuevamente la respuesta de su administración a la pandemia y se atribuye el crédito por salvar “millones de vidas”.

“En muchos casos, hemos hecho un trabajo increíble”, dijo Trump.

“Estallan, y estamos apagando los incendios”, dijo el presidente sobre los “puntos de brote temporales” del coronavirus, durante comentarios el jueves por la mañana a los reporteros de la Casa Blanca.

El número récord de nuevas infecciones en Estados Unidos va acompañado de un nuevo récord de hospitalizaciones en ocho estados, lo que ha creado una crisis en algunas instalaciones médicas que informan que están cerca de su capacidad.

“El presidente está tan ansioso por declarar la victoria y darse una palmadita en la espalda que ignora por completo la realidad”, dijo el líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, afirmando que el número récord de nuevos casos de coronavirus “es más importante” que la más reciente cifra de empleos.

El alcohol reduce las inhibiciones, por lo que las personas olvidan las precauciones, dice Natalie Dean, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de Florida.

La creciente tasa de infecciones de California provocó que el gobernador Gavin Newsom el miércoles anunciara la reactivación de las restricciones radicales impuestas en todo el estado al comienzo del brote: cerrar bares y teatros y detener las cena en el interior de restaurantes en 19 condados.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha suspendido los planes para reabrir el servicio en el interior de restaurantes debido a la posibilidad de que personas infectadas de otras partes se congreguen en la ciudad. El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, emitió una orden estatal el miércoles que exige que a toda la población que usen máscaras faciales.

El alcalde del condado Miami-Dade, en Florida, una populosa ciudad de casi 2 millones y medio de habitantes, anunció el jueves que a partir del viernes 3 se impondrá un toque de queda diario en todo el condado desde las 10:00 p.m. hasta las 6:00 a.m.”, dijo en un comunicado Carlos Gimenez.

“Voy a dar marcha atrás además a la reapertura de las instalaciones de entretenimiento, como los teatros, los salones de juego, los casinos (a excepción de los casinos de las tribus indígenas, sobre los que el condado no tiene jurisdicción), los salones de entretenimiento para adultos, las salas de concierto, las boleras y otros establecimientos para los que recientemente el condado aprobó sus planes de reapertura”, dijo y anunció que firmaría la orden la misma noche del jueves.

El Dr. Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo a un comité del Senado de Estados Unidos esta semana que la tasa actual de nuevas infecciones podría ser más del doble de 100.000 por día si no se contiene el aumento actual.

Estados Unidos ha registrado casi 2,7 millones de casos de infecciones por COVID-19. Más de 128.000 muertes se atribuyen a la enfermedad viral.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics