Colombia: además de vidas, la pandemia también ha arrasado con miles de pequeñas empresas

BOGOTÁ – Mientras cientos de personas en el país luchan por sus vidas contra el COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos, miles de empresarios, a su manera, también enfrentan con coraje la pandemia, que ha obligado al cierre de infinidad de pequeños negocios asfixiados por la crisis.

Aunque aún es incierta la cifra de este tipo de negocios que han sucumbido a las afectaciones económicas que la pandemia ha causado, para Rosmery Quintero, presidenta de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, ACOPI, este sector es el más afectado, pues no tiene el músculo financiero de las grandes empresas.

“Donde va a haber mayor vulnerabilidad es en la micro porque es muy incipiente, quizá le va a quedar difícil reabrir, por ejemplo, el tema de bares, restaurantes, turismo, esas son empresas que están sufriendo mucho financieramente, el recurso humano perdido totalmente, porque hay que liberar a las personas para que busquen otra opción y para esas actividades no va a quedar fácil la apertura”, sostiene la dirigente gremial quien, no obstante, señala que hay que seguir adelante, reinventarse y no dejarse llevar por la situación y desaparecer.

Sin embargo, la presidenta de ACOPI indicó que al menos un 50% del sector, que ha logrado sobrevivir, ha debido despedir empleados y “la principal preocupación es precisamente determinar cuánto empleo vamos a terminar perdiendo y ese empleo, cuántos años vamos a necesitar para recuperarlo”.

No todo ha sido pérdida

Sin embargo, no todo ha sido pérdida. Las dificultades han despertado el ingenio de pequeños empresarios como Sara Rodríguez, quien encontró en las redes sociales la oportunidad para comercializar su cosecha de fresas y arándanos que cultiva en un pueblo a las afueras de Bogotá. La pandemia y el confinamiento la tomó con una cosecha entera de fresas lista para sacar al mercado.

Sara Rodríguez, pequeña empresaria colombiana dedicada a la producción de fresas y arándonos.
Sara Rodríguez, pequeña empresaria colombiana dedicada a la producción de fresas y arándonos.

“Tenía en ese momento más de 200 canastillas por salir de ellas, entonces puse un trino, puse mi número celular, lo publiqué por Facebook también, por todas las redes sociales, y así se contactaron conmigo, ofrecí puerta a puerta, a domicilio y pues se logró salir de esa cosecha, Nos estamos desenvolviendo por medio de las redes sociales, porque no le vimos más salida”.

La estrategia funcionó y los clientes no tardaron en responder a las ofertas que Sara promocionó en sus redes sociales. De inmediato se dio a la tarea de construir una base de datos con los nuevos clientes y la cadena de distribución se inició de nuevo.

De hecho, la pequeña empresaria puso a disposición de sus vecinos, que también tenían cultivos frutales, la estrategia para diversificar los productos.

Cosecha de fresas en Colombia.
La empresaria Sara Rodríguez cosecha fresas en Colombia.

Pero, pese a la recursividad Sara tuvo que despedir a 10 de sus 25 empleados y sus ingresos se han reducido a menos del 50%, sin embargo, en medio de la incertidumbre por lo que resta de la emergencia, afirma “que no se dará por vencida”.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics