Congreso EE.UU. nuevamente en punto muerto en segunda ronda de ayuda por COVID-19

El Senado de Estados Unidos no aprobó el jueves un paquete de ayuda recortado para el coronavirus, poniendo fin a meses de negociaciones infructuosas para llevar una segunda ronda de asistencia económica para millones de estadounidenses afectados por la pandemia.

La propuesta de 500 mil millones de dólares presentada por los republicanos del Senado no avanzó al debate con una votación de 52 a 47.

El fracaso aumenta significativamente la posibilidad de que los legisladores estadounidenses no aprueben un paquete de ayuda antes de las elecciones del 3 de noviembre. Se espera que los miembros del Congreso abandonen Washington para hacer campaña en sus distritos de origen después de aprobar una resolución continua que financia al gobierno después de la fecha límite del 30 de septiembre.

La derrota de la propuesta también significa que millones de estadounidenses que quedaron sin trabajo por el cierre del coronavirus a principios de año no recibirán beneficios federales mejorados por desempleo.

Bajo la Ley CARES de 3 billones de dólares aprobada por acuerdo bipartidista en marzo, los trabajadores desempleados recibieron 600 dólares adicionales por semana en beneficios. Esos beneficios expiraron a fines de julio.

La propuesta de los republicanos del Senado habría financiado el seguro de desempleo, el cuidado infantil, las pruebas de coronavirus y la creación de protecciones de responsabilidad para empresas, escuelas e iglesias que operan durante la pandemia.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, enmarcó la oposición demócrata a la propuesta como un esfuerzo por politizar la ayuda antes de las próximas elecciones.

“Los senadores que comparten la actitud tóxica del líder demócrata, que piensan que el enemigo real son sus oponentes políticos, pueden seguir su ejemplo y votar ‘no’. Pueden decirles a las familias estadounidenses que se preocupan más por la política que por ayudarlas. Pero los senadores que quieran avanzar votarán ‘sí’. Votarán para avanzar en este proceso para que podamos darle forma en un producto bipartidista y hacer una ley para el pueblo estadounidense”, dijo McConnell en el Senado el jueves.

Los demócratas del Congreso han argumentado que se necesita mucha más ayuda, utilizando la Ley de Héroes de 3 billones de dólares aprobada en junio por la Cámara de Representantes de Estados Unidos controlada por los demócratas como punto de partida en las negociaciones.

“No tengamos un proyecto de ley delgado cuando tengamos un problema masivo”, dijo el jueves la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al describir sus objeciones a la propuesta republicana a los periodistas.

“Necesitamos cada centavo para detener esto. Y esa es la forma en que vamos a abrir nuestra economía. Y esa es la forma en que vamos a abrir nuestras escuelas de manera segura, aplastando el virus ”, dijo.

El líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, rechazó una afirmación republicana de que la propuesta estrechamente enfocada representaba un compromiso.

“Mientras el presidente le mentía al pueblo estadounidense sobre el coronavirus, los republicanos del Senado estaban siguiendo su ejemplo en espíritu. El propio líder republicano habló sobre “la falta de urgencia” en su grupo para abordar el problema”, dijo Schumer el jueves.

“Entonces, la idea de que los demócratas, que aprobaron un paquete de ayuda integral en la Cámara hace casi cuatro meses, son la causa de la demora y la obstrucción, es ridícula. Han sido los republicanos todo el tiempo. El récord lo demuestra”.

Si bien la economía de EE.UU. muestra algunos signos de recuperación, incluido el aumento del gasto minorista y la contratación de la industria hotelera, otros segmentos han tardado en recuperarse.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales, las tasas de desempleo siguen siendo altas con 29,6 millones de estadounidenses que presentan reclamaciones para recibir pagos de beneficios del gobierno.

Estados Unidos lidera el mundo en muertes confirmadas por COVID-19, con casi 190.000. También tiene 6.3 millones de infecciones, más que ningún otro país en el mundo, casi una cuarta parte de los más de 27.3 millones a nivel global, según la Universidad Johns Hopkins.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics