Costa Rica: ayuda internacional es “la vacuna económica” para que países emergentes enfrenten la pandemia

En el caso específico de Costa Rica, el presidente detalló las acciones extraordinarias que ha llevado adelante el país en el campo social.

SAN FRANCISCO – El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, participó el lunes en la Cumbre Virtual sobre Inclusión Social organizada por el Programa para América Latina y el Caribe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante el encuentro el mandatario costarricense destacó la importancia del financiamiento internacional como “la vacuna económica” para que los países emergentes puedan protegerse frente a la pandemia.

Alvarado aseguró que si no hay apoyo de financiamiento en buenas condiciones “será imposible la recuperación de la economía global”.

El evento que reúne, del 15 al 17 de julio, a ministros y funcionarios de alto nivel de los ministerios de trabajo, planificación, economía y desarrollo social busca entablar un debate abierto sobre la forma en que la crisis de COVID-19 impactará la inclusión social en América Latina y el Caribe. 

Además, tiene como objetivo identificar y prever formas de transición hacia la formalidad y la reanudación del empleo, así como promover la tan necesaria creación de un consenso sobre las reformas socioeconómicas que se aplicarán tras la crisis del COVID-19.

Entre los ponentes estaban el presidente de Costa Rica, el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, y al presidente de la República Dominicana, Danilo Medina.

El mandatario de Costa Rica detalló además las acciones extraordinarias que como país han implementado el campo social, entre las que destacan:

  • Bono Proteger, basado en una plataforma 100% en línea, que ha permitido apoyo económico a unas 524.000 personas afectadas laboralmente por la pandemia.
  • Atención a más de un millón de estudiantes.
  • El paso a la plataforma digital de gran cantidad de servicios públicos y privados, facilitando el acceso de la población a los servicios.
  • Implementación del teletrabajo en la esfera pública y privada, permitiendo que cerca de 60.000 personas se encuentren en esta modalidad.
  • Creación de mecanismos para modificar los contratos de trabajo, ya sea suspendiéndolos o reduciendo la jornada laboral, lo que ha evitado la pérdida de empleo a casi 210.000 personas que hoy continúan con sus relaciones laborales.
  • Enmiendas legales para minimizar el impacto negativo que la enfermedad pudiera tener sobre las personas trabajadoras y sus familias.
  • Reducción de la base mínima contributiva a la seguridad social, un esfuerzo para bajar los costos de operación de las empresas y de esta forma evitar su cierre.

Alvarado recalcó la importancia de la construcción de un nuevo mercado de trabajo, haciendo referencia a la Estrategia de Tránsito a la Economía Formal -incluida en el proceso de adhesión de Costa Rica a la OCDE- que permitió la creación de seguros de salud solidarios y de muy bajo costo para trabajadoras domésticas, entre otros.

En el evento también participaron la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez; el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Gustavo Meza-Cuadra; el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard; el ministro-jefe de Gabinete de Brasil, Walter Braga Netto; y la Comisaria de Asociaciones Internacionales, Comisión Europea, Jutta Urpilainen.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics