Declaran emergencia de salud en Alaska para garantizar fondos de asistencia médica

Autoridades federales de Estados Unidos han declarado una emergencia de salud pública en Alaska tras el fuerte terremoto de la semana pasada.

No hay brotes de enfermedades ni se han reportado serios problemas de salud en el estado, pero los funcionarios de salud dicen que la decisión asegurará que los fondos del programa Medicaid, que ayuda con los costos de salud a personas de recursos limitados, continuen pese al cierre temporal de oficinas.

La asistencia federal para salud mental también está disponible para personas estresadas por el desastre.

El terremoto de magnitud 7.0 que estremeció el viernes el norte de Anchorage, no dejó muertos o heridos graves.

La declaración de salud fue hecha por el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar y busca proveer mayor flexibilidad para las autoridades federales al brindar asistencia de salud.

El presidente Donald Trump ha declarado una emergencia en el estado.

La corte federal en Anchorage siguió sin calefacción y permaneció cerrada el lunes. Autoridades anunciaron que la Corte de Distrito de EE.UU. y un edificio federal adjunto permanecerán cerrados hasta el jueves, tras una evaluación preliminar de la Administración de Sevicios Generales (GSA).

El temblor, cuyo epicentro estuvo localizado a 7 millas (11 kilómetros) al norte de Anchorage, remeció edificios, cortó la electricidad y causó serios daños a la única carretera que lleva hacia el norte de la ciudad.

Cientos de réplicas mantienen nerviosos a los residentes.

El suministro de alimentos y otros bienes al puerto de Anchorage no ha sido interrumpido por el temblor.

“Los barcos están llegando a tiempo, las líneas de suministro en este punto no están interrumpidas”, dijo el domingo el alcalde de Anchorage Ethan Berkowitz, en una conferencia de prensa.

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics