EE.UU. celebra el 4 de Julio sumido en un amargo debate sobre su pasado esclavista

EE.UU. celebra 244 años de independencia. Pero la celebración se produce en medio de una pandemia mundial que se ha cobrado más de 100.000 muertos en el país. También se da en medio de un doloroso debate sobre qué hacer con los monumentos a figuras que son parte del pasado esclavista de la nación.

Estados Unidos celebra su Día de la Independencia este 4 de julio, en medio de una polémica campaña que cobra fuerza para que se retiren los monumentos simbólicos del legado esclavista del país.

Los esfuerzos para retirar los monumentos que conmemoran la Confederación, un gobierno de 11 estados del sur que eran esclavistas y que anunciaron su separación de los Estados Unidos desatando la Guerra Civil, en 1861, cobraron fuerzas en el 2015 luego que un supremacista blanco baleó a nueve afroestadounidenses en una iglesia de Charleston, Carolina del Norte.

La campaña siguió escalando en intensidad luego que George Floyd, otro afroamericano, muriera el 25 de mayo mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis, Minnesota.

El Monumento Confederado de Stone Mountain, el mayor monumento confederado del mundo, está entre los muchos que han sido blanco de la campaña para retirarlos.

La escultura de 518 metros de altura que fue sustancialmente financiada por la organización racista Ku Klux Klan, muestra al presidente confederado Jefferson Davis y a los generales confederados Robert E. Lee y Thomas “Stonewall” Jackson, todos ellos propietarios de esclavos afroamericanos. Miembros del Klan continúan reuniéndose periódicamente en el lugar.

Uno de los monumentos recientemente retirados de su lugar fue una estatua del General Jackson en Richmond, Virginia, el estado con la mayor cantidad de monumentos confederados del país. Los trabajadores empezaron a apartar el miércoles la estatua del militar luego que el alcalde de Richmond ordenara su “retiro inmediato”.

Manifestantes derribaron el 10 de junio otra estatua de Davis en Richmond, ciudad que fue la capital de la Confederación.

También el miércoles en Mississippi, el único estado que continuaba incorporando el emblema confederado en su bandera oficial, retiró su bandera en una discreta ceremonia en la capital, Jackson. La bandera fue enviada a un museo cercano luego que el gobernador Tate Reeves ordenara su retiro.

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva el 26 de junio para proteger las estatuas y monumentos del gobierno federal. La medida se produjo días después que la policía frenara los intentos de manifestantes de derribar la estatua del presidente Andrew Jackson en un parque en la Avenida Pennsylvania, frente a la Casa Blanca. Jackson era propietario de esclavos.

Trump visitó el viernes el Monumento Nacional en el Monte Rushmore para celebrar el Día de la Independencia. La escultura de 18 metros de altura sobre un gigantesco peñasco de granito en Dakota del Sur, muestra a los presidentes esclavistas George Washington y Thomas Jefferson, y a los presidentes Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln, éste último responsable de abolir la esclavitud.

Algunos grupos de nativoamericanos han estado protestando contra el monumento del Monte Rushmore, señalando que esas tierras le fueron arrebatadas al pueblo nativo de Lakota.

Las estatuas y monumentos de figuras pro esclavitud han sido ya retirados en varias ciudades de Alabama y Carolina del Sur.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics