EE.UU. refuerza puntos fronterizos para encarar caravanas

El Departamento de Seguridad de Estados Unidos se ha enfocado en puntos fronterizos donde posiblemente se produzca el paso irregular de miles de migrantes centroamericanos que son parte de las caravanas que busca entrar al país y ya están en Tijuana.

Un equipo de la Voz de América emplazado en el puesto fronterizo de San Ysidro, entre Tijuana y San Diego, en EE.UU., corroboró que el organismo ha implementado un método de trabajo mucho más intenso en las últimas horas.

Barricadas de concreto y cercas con alambrado de púas han sido colocadas como parte de los esfuerzos de la Patrulla Fronteriza estadounidense para hacer frente a la llegada de los migrantes que partieron a mediados de octubre de Honduras y más tarde de El Salvador.

Fuertemente armados y con equipos antimotines, los militares estadounidenses están estacionados frente a las líneas de entrada donde usualmente pasan los vehículos.

El reforzamiento de la seguridad en la frontera de San Ysidro se produjo después de que el Departamento de Seguridad indicara que tiene información acerca de eventuales intentos de entrada irregular por parte de los migrantes.

Miles de efectivos armados son parte del operativo estadounidense para hacer frente a la caravana de migrantes centroamericanos que buscará asilo en la frontera.
Miles de efectivos armados son parte del operativo estadounidense para hacer frente a la caravana de migrantes centroamericanos que buscará asilo en la frontera.

 

Los integrantes de las caravanas que emprendieron su trayecto hacia Estados Unidos en las últimas semanas han indignado al presidente estadounidense Donald Trump, cuyo gobierno ha desplegado tropas y tomado medidas como la restricción de la posibilidad de solicitar asilo.

No obstante, un juez federal prohibió el lunes al gobierno de Donald Trump que niegue el asilo a los migrantes que crucen la frontera sur de Estados Unidos de forma ilegal.

Se espera que la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anuncie el martes diferentes medidas acerca de lo que se está haciendo en colaboración con ejército estadounidense, que se espera que esté emplazado en la frontera hasta el 15 de diciembre como parte de la colaboración a la patrulla fronteriza.

Las autoridades sostienen que desde abril unos 4.000 migrantes han estado esperando para solicitar asilo, de modo que los que van llegando tardarán varios meses antes de que puedan acceder al punto fronterizo a solicitar refugio.

 

Fuente: la voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics