EE.UU. y Rusia inician conversaciones nucleares en Austria

Delegaciones de Estados Unidos y Rusia se reúnen en Viena el lunes y martes para discutir sus arsenales nucleares después de una pausa de más de un año.

Las delegaciones no hicieron declaraciones a los reporteros cuando llegaron al Palacio Niederoesterreich en Viena a las 8:30 am hora local.

El presidente Donald Trump ha abandonado varios tratados de EE.UU. con Rusia, incluidos los sobrevuelos y las fuerzas nucleares de rango intermedio. El enviado presidencial especial para el Control de Armas, el embajador Marshall Billingslea, encabeza la delegación de Estados Unidos para las conversaciones con sus homólogos rusos encabezados por el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergey Ryabkov.

Deben discutir temas mutuamente acordados relacionados con el futuro del control de armas, dijo el Departamento de Estado en un comunicado la semana pasada. Trump ha dicho que China debería participar en las conversaciones sobre New START, argumentando que hasta ahora Beijing ha hecho lo que le gustó en el desarrollo de sus sistemas de armas.

“Estados Unidos ha extendido una invitación abierta a la República Popular China para unirse a estas discusiones, y ha dejado en claro la necesidad de que los tres países prosigan las negociaciones de control de armas de buena fe”, dijo el comunicado del Departamento de Estado.

El gobierno chino ha rechazado la invitación y su Ministerio de Relaciones Exteriores dijo a principios de este mes que “aún no es el momento adecuado para que China participe en las negociaciones de desarme nuclear”. Billingslea respondió en un tweet: “China … debería reconsiderarlo. Alcanzar el estado de Gran Poder requiere comportarse con la responsabilidad del Gran Poder. No más Gran Muralla del secreto sobre su acumulación nuclear. Asiento esperando a China en Viena.”

El nuevo tratado START de EE.UU. y Rusia acordado en 2010 limita cada lado a 1.550 ojivas nucleares desplegadas y caduca en febrero de 2021. Los expertos en armas dicen que el tiempo es demasiado apretado para renovar un acuerdo complejo entre Estados Unidos y Rusia, y mucho menos para negociar y elaborar un nuevo tratado que involucre a China, con las elecciones presidenciales de Estados Unidos que se acercan rápidamente.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics