España y Cuba acuerdan profundizar lazos políticos y culturales

Los gobiernos de Cuba y España acordaron el jueves profundizar los lazos bilaterales, al inicio de la visita oficial que realiza a La Habana el jefe del ejecutivo español Pedro Sánchez, que lo convierte en el primero en llegar a la isla en más de tres décadas.

Sánchez y el presidente cubano, Miguel Díaz Canel, firmaron un acuerdo el jueves en el que se comprometen a reunirse cada año para abordar una agenda política que incluye el tema de los derechos humanos.

Sánchez conversó con Díaz-Canel durante más de media hora a puertas cerradas el jueves sobre temas de deporte, cultura, las afectaciones del cambio climático y el diálogo político, informó la agencia AP.

El mandatario cubano se comprometió a pagar a las empresas españolas los adeudos que la isla pudiera tener con ellas, según dijo un funcionario español que pidió no ser identificado por no estar autorizado a dar información.

El viaje de Sánchez marcará un acercamiento a Cuba luego de años de altibajos en las relaciones, los cuales llegaron a un nivel mínimo la década pasada cuando Madrid condicionó sus vínculos y cooperación a un cambio de modelo político en la isla en sintonía con Estados Unidos.

Junto a Sánchez llegaron su ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y la titular de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto, además de una veintena de empresarios.

La última visita oficial de un mandatario español a Cuba fue hace 32 años, a pesar de que el país europeo es uno de los más importantes socios comerciales de la isla. El viaje anterior lo hizo el socialista Felipe González.

José María Aznar estuvo en Cuba, pero para asistir a la Cumbre Iberoamericana a fines de los años 90 y su gobierno fue uno de los más críticos y proactivos contra la isla.

Las relaciones entre la Unión Europea y Cuba han mejorado de manera constante desde que se relanzaron formalmente en el 2016 tras permanecer congeladas dos décadas, incluso después de que se estancaron entre la isla y Estados Unidos.

Díaz Canel, que reemplazó en la presidencia de la isla al general Raúl Castro en abril pasado, realizó recientemente una gira por países aliados como Rusia, Corea del Norte, Vietnam y Laos.

La visita de Sánchez a La Habana recibió la crítica de opositores contrarios al acercamiento con la isla de gobierno comunista. El líder del opositor Partido Popular, Pablo Casado, lo atacó en su cuenta en Twitter.

La agencia Reuters reportó citando un funcionario del gobierno español que s​e espera que Sánchez sostendrá conversaciones con algunos de los disidentes intelectuales de Cuba, incluidos los directores de una revista digital independiente y un grupo de expertos, así como de los defensores del incipiente sector privado.

Oxígeno para el gobierno de Cuba

Sánchez y Díaz Canel también acordaron aumentar la cooperación cultural el jueves, después de sostener conversaciones en el Palacio de la Revolución de La Habana.

“La nueva generación de líderes cubanos necesita este acercamiento que muestre que las relaciones exteriores de Cuba no tienen por qué limitarse al conflicto entre Estados Unidos y Cuba o las alianzas con países como Rusia y China”, dijo el diplomático cubano retirado Carlos Alzugaray.

“Es oxígeno en un momento difícil”, agregó el experto en entrevista con Reuters.

España es el tercer mayor socio comercial de Cuba, con un comercio bilateral anual de aproximadamente 1.300 millones de dólares, según datos de Cuba. Varios cientos de empresas españolas ya tienen presencia en Cuba, sobre todo en el sector del turismo, dominado por alianzas entre cadenas hoteleras españolas y compañías cubanas.

 

Fuente: La voz de América

%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics