“Este no es un hecho aislado”: Opositores venezolanos sobre destrozos a consulado en Bogotá

El consulado venezolano en Bogotá permanece inactivo desde febrero de 2019.

BOGOTÁ – Militantes del partido Voluntad Popular -al que pertenecía el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, hasta enero de este año- denunciaron  la vandalización de la sede consular del país en Colombia, manifestando que no se trata de “un hecho aislado” y que el gobierno en disputa ha saqueado las pertenencias, desde hace más de un año.

Liodys Porras, quien se identificó como coordinador adjunto de política del partido Voluntad Popular en Bogotá, dijo que “desde el momento de que la dictadura de (Nicolás) Maduro decidió cerrar esta instalación en febrero de 2019 ya iniciaron, al momento de retirarse, saqueando las propiedades del estado venezolano y llevándose todo lo que allí pertenece a cada uno de nosotros como ciudadanos”.

Porras aseguró que la preocupación radica no solo en los bienes físicos, sino en los documentos que estaban en el lugar.

Destrozos a consulado en Bogotá
Así permanece actualmente el consulado venezolano en Bogotá. [Foto: Diego Huertas, VOA]

“No sabemos cuál es su paradero, y que es muy importante para cada una de las personas que dependían de los servicios consulares, no solamente aquí en Bogotá, sino en otras ciudades de Colombia”, agregó.

Señaló que el hecho forma parte de una “estrategia de la dictadura para socavar la paz en Colombia, para tratar de desestabilizar las relaciones bilaterales entre el gobierno legítimo del presidente Guaidó y del presidente Iván Duque”.

Porras también manifestó que el estado del consulado se debe a “una arremetida más de la sociedad criminal que existe entre la dictadura de Maduro, la izquierda colombiana y los grupos delictivos como la guerrilla, que ya no solamente es colombiana”.

El martes, el canciller del gobierno en disputa, Jorge Arreaza, señaló que la sede fue “destruída” y “desmantelada” el pasado fin de semana y publicó un video en el que se ven destrozos, vidrios rotos, papeles en desorden y muebles deteriorados, así como el abandono de las instalaciones.

Arreaza responsabilizó en un comunicado al gobierno colombiano, por “la pérdida o violación de los bienes, archivos y documentos” en el consulado.

La Voz de América visitó el lugar, el cual se encuentra completamente abandonado, con muebles destrozados, elementos de oficina desbaratados y regados en el piso, cocina y baños sucios y desintegrados, y con restos de basura. Las paredes exteriores están pintadas con grafiti, y en algunas aparecen grietas.

Porras hizo un llamado a las autoridades colombianas para que se retome el cuidado de estas y otras instalaciones diplomáticas venezolanas en Colombia, pues según él, estos actos pueden repetirse. Dijo que es necesario “para conservar la paz, para evitar que la dictadura de Maduro se salga con las suyas y pueda seguir arremetiendo contra la estabilidad de Colombia y la paz el continente”.

Por su parte, Tomás Guanipa, embajador de Venezuela para Colombia, pidió el martes a la cancillería colombiana investigar el hecho y, a través de su cuenta de Twitter, manifestó que temen que “quienes usurpan el poder en Venezuela, junto a sus socios, miembros de grupos irregulares en Colombia, puedan intentar arremeter contra otras instalaciones diplomáticas de Venezuela en el territorio colombiano para generar desestabilización en ambos países”.

También pidió incrementar la seguridad de los inmuebles propiedad del Estado venezolano.

Vecinos del lugar le dijeron a la VOA que debido a que el sitio está abandonado desde hace más de un año, poco a poco las personas han ido saqueando las propiedades, como la madera, los cajones, entre otros, ocasionando el mal estado actual.

El gobierno colombiano reaccionó a los sucesos este mismo miércoles asegurando que investigarán los hechos, “incluidas las versiones que indican que los propios funcionarios se llevaron equipos y bienes debido a la falta de pago de sus salarios”.

“Hemos solicitado a la Policía de Colombia el refuerzo de la vigilancia en ese sitio”, agregó la cancillería en su cuenta de Twitter.

Aprovecharon la oportunidad para rechazar “la vandalización” de su consulado en Puerto Ordaz y aclarar que desde la ruptura de las relaciones, la seguridad de sus instalaciones en Venezuela están en manos de una empresa privada.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics