Exasistente de la Casa Blanca rechaza comparecencia en investigación de juicio político

Un exasistente del anterior asesor de Seguridad Nacional del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, John Bolton, no se presentará a dar testimonio ante de la investigación de destitución del Congreso y esperará un fallo judicial, dijeron los legisladores el lunes.

Charles Kupperman, exasesor adjunto de Seguridad Nacional, quiere que un tribunal decida si debe cumplir con una citación del Congreso o cumplir con la orden del gobierno de Trump de no testificar, dijeron sus abogados la semana pasada.

Kupperman se vio obligado a comparecer ante una citación legal y el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Adam Schiff, instó a testigos como Kupperman a “cumplir con su deber y presentarse”.

Kupperman presentó el viernes una demanda en un tribunal federal en Washington, en el que Trump y los demócratas de la Cámara son los demandados, buscando un “fallo declarativo de esta corte sobre si está legalmente obligado a cumplir con la citación emitida por los legisladores que exigen su testimonio”.

El representante estadounidense Jim Jordan, el principal republicano en el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, dijo que Kupperman había dicho varias veces que estaba dispuesto a venir, pero que “depende de la corte”.

Schiff señaló que un juez federal validó el viernes la legalidad de la investigación de juicio político dirigida por los demócratas y que todos los testigos deben presentarse cuando se les llame.

Kupperman es uno de varios funcionarios estadounidenses poco conocidos convocados para testificar esta semana, mientras que los demócratas vigilan a Bolton, quien es una pieza más importante.

Los demócratas que realizan la investigación quieren escuchar de primera mano a Bolton, quien, según el testimonio de otros funcionarios, estaba alarmado por un esfuerzo de la Casa Blanca para presionar al presidente de Ucrania para que investigara a un rival político de Trump, el ex vicepresidente demócrata Joe Biden.

El presidente Trump ha criticado en contadas ocasiones la investigación, llamándola una “caza de brujas”. El jueves el presidente Trump instó a los republicanos a “endurecerse y luchar” contra la investigación para un juicio político en su contra.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics