Investigan si atentado contra David Ortíz fue planeado por reclusos

Las autoridades en República Dominicana están investigando si el plan para asesinar al ex petotero de los Medias Rojas, David Ortiz, fue planificado por dos reclusos, mientras la policía en Estados Unidos reveló que dos sospechosos tienen antecedentes criminales en Pensilvania y Nueva Jersey.

José Eduardo Ciprian Lebrón, quien ha estado encarcelado dos años por cargos de asesinato en un caso no relacionado, y Carlos Rafael Álvarez, que cumple una condena de 20 años por robo agravado, fueron trasladados de la cárcel a un destacamento donde se encuentran los demás sospechosos para ser interrogados, dijo el abogado de Álvarez y dos personas con conocimiento de la investigación, citadas por medios locales.

Según reseña el Diario Libre, de Santo Domingo, la Policía tiene evidencia de la participación de Lebrón y Álvarez en la planificación del hecho.

Las autoridades están investigando si Lebrón planificó el asesinato, según las dos fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato debido a la sensibilidad de la investigación. Uno dijo que la policía está investigando si Lebrón participó en la organización del pago de 7.800 dólares a los presuntos sicarios.

El Boston Globe, informa que las autoridades también han dicho a la abogada de Álvarez, Bella Brea, que tienen evidencia de que su cliente habló con algunos de los seis sospechosos detenidos en conexión con el atentado contra Ortíz.

Hasta el momento hay 12 personas implicadas, de las cuales cuatro están siendo buscadas, según el Boston Globe.

En una conferencia de prensa en República Dominicana el miércoles por la tarde, las autoridades dijeron que a un grupo se le ofreció 400.000 pesos dominicanos (alrededor de $8,000) para matar a Ortíz. Cinco personas de las que la policía dijo que estaban involucradas en el ataque, entre ellas el presunto pistolero, fueron arrestadas y la pistola utilizada fue recuperada.

Las autoridades agregaron que ni el director del grupo ni el motivo han sido determinados.

Dos sospechosos tienen antecedentes penales en EE.UU.

Los fiscales estadounidenses dijeron el jueves que se cree que el sospechoso de disparar al ex superestrella de los Medias Rojas es buscado en Pennsylvania por intento de homicidio, mientras que el padre de otro sospechoso dijo que su hijo pertenece a una notoria pandilla dominicana de sicarios de narcotraficantes.

El fiscal de distrito del condado de Berks, John Adams, dijo que cree que Luis Rivas-Clase es el sospechoso buscado por un tiroteo en Reading, Pensilvania, en abril de 2018, aunque la confirmación se haría a través de una prueba de huellas dactilares.

Las autoridades de Pensilvania han publicado una foto policial de Rivas-Clase que se parece mucho al sospechoso de la imagen proporcionada por las autoridades dominicanas, quienes también dieron el mismo nombre, pero sin el guion que figura en los documentos judiciales de EE.UU.

Las autoridades estadounidenses no esperan que Rivas-Clase, de 31 años, regrese a Pensilvania para enfrentar un juicio en el corto plazo.

“Dado que este individuo estaría sujeto a cargos en la República Dominicana, la posibilidad de que lo recuperemos es francamente lejana”, dijo Adams a The Associated Press.

Por otra parte, a Rivas-Clase también se le ha acusado de proporcionar una identificación falsa a la policía y conducir sin una licencia en Reading. La fianza se fijó en 10.000 dólares y los archivos muestran que la fianza se pagó el 29 de noviembre.

Pero Rivas-Clase se saltó la fianza y posteriormente fue declarado fugitivo, según un expediente en línea. Su abogado en ese caso no devolvió el mensaje de inmediato, mientras que los registros de la corte no incluyen a un abogado en el intento de homicidio.

Las autoridades en la República Dominicana dicen que Rivas-Clase sigue en libertad.

Mientras tanto, el padre de otro sospechoso en el tiroteo de Ortíz el domingo, dijo que su hijo es miembro de una pandilla de asesinos a sueldo y traficantes de drogas de bajo nivel conocidos como los Gilberts.

El padre, Nisdean Mirabal, dijo al programa matutino local “La Alarma” que había roto relaciones con su hijo, Oliver Moisés Mirabal Acosta, luego de que él fue vinculado a una casa utilizada por la pandilla liderada por Junior Minaya Germán, quien es conocido como Gilbert.

Gilbert fue baleado fatalmente por la policía en 2013, según medios dominicanos.

Mirabal dijo que sus esfuerzos por disuadir a su hijo de la criminalidad fracasaron. “Me sorprendí, diciendo: ‘Amo a Gilbert más que a ti’. Cuando dijo eso, tomamos caminos separados”, dijo.

Mirabal Acosta fue arrestado el martes en la ciudad de Mao, en el norte de la República Dominicana. Se le acusa de conducir el automóvil usado para seguir a Ortiz antes de que otros dos jóvenes en una motocicleta le dispararan al bateador por la espalda.

El presunto hombre armado es visto en un video de vigilancia que sale del automóvil antes de montar la motocicleta.

“Sé, por el video y la información que se ha publicado, que él es uno de los responsables y que debe pagar por lo que hizo”, dijo el padre.

Big Papi continúa recuperándose

La leyenda de los Medias Rojas, David Ortíz, permanecía en estado delicado en la unidad de cuidados intensivos quirúrgicos en un hospital de Boston el jueves por la mañana, dijo su esposa, Tiffany, en un comunicado emitido por el equipo.

“Él continúa sanando y progresando. David continuará recuperándose en la UCI y se le proporcionarán actualizaciones futuras sobre su condición cuando sea necesario”, dijo.

Ortíz está hospitalizado en el Hospital General de Massachusetts, donde ingresó el lunes por la noche.

El domingo, recibió un disparo en la espalda a quemarropa en un club en su natal Santo Domingo, República Dominicana. Fue operado en un hospital local el domingo por la noche, al que Tiffany Ortíz acreditó por salvar su vida.

“Para los increíbles cirujanos, el equipo médico y el personal de la Clínica Abel González en República Dominicana, no hay palabras para expresar nuestra gratitud por la increíble atención que le brindaron. Sin ustedes, nuestra historia podría haber tenido un final trágico. Siempre serán nuestros ángeles guardianes”, indicó.

La familia y amigos del pelotero han dicho que ha dado sus primeros pasos y que ha estado haciendo chistes.

“Mi papá no se ha quejado una vez”, escribió la hija de Ortiz, Alexandria Ortiz, en Instagram el jueves. “Puede estar hambriento (solo está comiendo hielo en este momento) y puede estar cansado, pero ¿sabe lo que dijo hace más de 3 minutos? “Incluso la pasta de dientes sabe bien aquí”. Quería compartir un poco de optimismo en un momento como este”, escribió.

Fuente: La voz de América




Síganos en nuestras plataformas sociales




%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics