La Casa Blanca confirma conversaciones comerciales con China en Washington esta semana.

La Casa Blanca confirmó este lunes que altos funcionarios del gobierno recibirán a una delegación de China para una nueva ronda de conversaciones comerciales a partir del jueves 10 de octubre.

La delegación de Estados Unidos está liderada por el representante comercial Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la de China por el viceprimer ministro Liu He.

La ronda tiene como objetivo aliviar las tensiones entre las dos primeras economías del mundo.

“Las dos partes buscarán dar seguimiento a las conversaciones de menor nivel de las últimas semanas. Los temas de discusión incluirán la transferencia forzada de tecnología, los derechos de propiedad intelectual, servicios, barreras no arancelarias, agricultura y cumplimiento”, explicó la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

Sin embargo, según reportó Bloomberg el domingo, funcionarios chinos han señalado su inconformidad para firmar el amplio acuerdo que busca el presidente Donald Trump.

En reuniones con visitantes estadounidenses a Beijing en las últimas semanas, altos funcionarios chinos indicaron que la cantidad de temas que están dispuestos a discutir se ha reducido considerablemente, afirma Bloomberg citando a personas familiarizadas con las discusiones.

Según el reporte, el viceprimer ministro Liu He llevará a Washington una oferta que no incluye compromisos sobre reformas a la política industrial de China o a los subsidios del gobierno, dos quejas perennes de Estados Unidos en conversaciones anteriores.

Trump ha dicho repetidamente que solo aceptará un acuerdo amplio con China y las personas a su alrededor afirman que se mantiene firme en ese punto de vista.

Por otra parte, el liderazgo chino “está interpretando los esfuerzos de la Cámara de Representantes de llevar a Trump a un juicio político como un debilitamiento de su posición o al menos como una distracción” dice Jude Blanchette, un experto en la política china del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Sin embargo, según David Dollar, un ex representante del Departamento del Tesoro en China, actualmente con la Institución Brookings, ambas partes necesitan concertar un “mini acuerdo” para impedir una escalada de la guerra comercial.

China necesita productos agrícolas como el cerdo, que Trump desea que ellos compren para aplacar a los agricultores estadounidenses afirma Dollar. También, funcionarios de la Casa Blanca han admitido que hay un incentivo para Estados Unidos de no aplicar más aranceles a China para evitar un posible empeoramiento de la economía en 2020.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics