Más de medio millón de personas afectadas por apagones en California

En una acción sin precedentes, la compañía eléctrica Pacific Gas & Electric (PG&E) implementó cortes de electricidad masivos en el norte de California como medida preventiva contra incendios.

Aproximadamente 600.000 personas están sin electricidad desde el miércoles 9 de octubre de 2019, a raíz de los apagones preventivos que se prevén continuarán por lo menos un día más.

La zona norte y centro de California está experimentando altas temperaturas, condiciones secas y fuertes vientos, registrados en algunas zonas en 77 millas por hora (124 Km p/h). Estas condiciones climáticas son óptimas para la rápida propagación de incendios forestales y motivo por el cual la compañía eléctrica tomó la decisión de interrumpir el flujo eléctrico, citando “seguridad pública”.

La empresa asegura que a medida que se realicen inspecciones y se determine que no haya peligro, se restaurará el suministro eléctrico.

Según PG&E, un equipo de 6.000 personas está inspeccionando 25.000 millas (más de 40.000 km) de cables eléctricos, postes y equipos para determinar si los fuertes vientos provocaron daños.

“Esas inspecciones solo se pueden hacer durante el día… y se están usando helicópteros para hacer inspecciones por aire y tierra. Si hay daños, vamos a tener que hacer arreglos”, explica Evelyn Escalera, portavoz de PG&E. “Cuando sea seguro hacerlo, se restaurará servicio a clientes”.

Pero es muy probable que la interrupción del servicio continúe por lo menos hasta el viernes. Gran parte del Área de la bahía y el valle de Sacramento están en alerta máxima.

Bomberos en el norte de California están respondiendo a una serie de incendios forestales que que comenzaron a arder el miércoles por la noche debido a las condiciones climáticas críticas. Pero hasta el momento no se han reportado incendios relacionados con equipos de PG&E en zonas donde se interrumpió el suministro de electricidad.

La situación ha provocado gran frustración entre el público afectado. Los cortes eléctricos han causado pérdidas de alimentos y de productividad. Escuelas se vieron forzadas a cancelar clases y muchos negocios no han podido funcionar sin acceso a electricidad. También han habido problemas de tránsito al no funcionar semáforos.

“PG&E avisó a los clientes desde hace varios meses que esto era una probabilidad en diferentes zonas de California, debido al riesgo de incendio y el mensaje ha sido de preparación, de estar listos y tener un plan si eso sucede” dijo Escalera. “Entendemos que esto tiene un gran impacto en la vida cotidiana de todas las personas, pero pedimos paciencia”.

Investigaciones del Departamento Forestal y Protección contra Incendios de California (Cal Fire) determinaron que líneas eléctricas de PG&E causaron devastadores incendios forestales en el norte de California en 2017 y el incendio Camp – el más mortífero del estado – que en noviembre del 2018 destruyó por completo la ciudad de Paradise y causó la muerte de 85 personas.

La empresa se declaró en bancarrota a principios del 2019 ante la avalancha de demandas y para reorganizarse.

PG&E criticada por no actualizar infraestructura

Entre las críticas más fuertes sobre los apagones, es la necesidad de actualizar la infraestructura de la compañía eléctrica. Parte del problema es que hay muchas líneas de transmisión en zonas de alto riesgo de incendio que deberían colocarse bajo tierra.

Después de los incendios forestales de 2017 y 2018, PG&E asegura que está expandiendo su programa de prevención de incendios forestales tomando las siguientes acciones: inspecciones aceleradas en equipos de transmisión, actualizando el sistema eléctrico, recortando vegetación cerca de líneas eléctricas, agregando más de mil estaciones meteorológicas para el 2022 para tener más información sobre condiciones de peligro de incendio y colocar partes del sistema eléctrico de forma subterránea para evitar caídas de líneas que puedan provocar chispas que comiencen incendios.

Apagones también en el sur de California

El jueves, la compañía eléctrica Southern California Edison cortó el suministro eléctrico a casi 13,000 clientes en partes del Sur de California ante el peligro de incendios forestales debido a los fuertes vientos de Santa Ana.

Vientos de Santa Ana con ráfagas de hasta 55 mph en los valles y hasta 70 mph en las montañas y baja humedad llevaron al Servicio Meteorológico Nacional a emitir una advertencia de bandera roja para grandes franjas del Sur de California.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics