Opositores nicaragüenses presentan coalición para próximas elecciones

MANAGUA — A 30 años del triunfo de Violeta Barrios de Chamorro, quien lideró la Unión Nacional Opositora para derrocar al gobierno sandinista en los años 90, diversas organizaciones opositoras en Nicaragua presentaron este martes la Gran Coalición Nacional con el objetivo de enfrentar en las elecciones generales de 2021 al presidente Daniel Ortega.

Las siete organizaciones que firmaron la constitución de la Coalición Nacional son: La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, la Unidad Nacional Azul y Blanco, el Movimiento Campesino, el Partido Restauración Democrática, Fuerza Democrática de Nicaragua, Partido Liberal Constitucionalista y el partido Yatama, de la Costa Caribe.

“Desde abril del 2018 estamos unidos en lucha y resistencia, pese a la represión, los crímenes de lesa humanidad y la persecución, al igual que entonces debemos continuar unidos, esta vez de forma organizada”, manifestaron los opositores por medio de una proclamación leída por el dirigente político excarcelado Yubrank Suazo, quien además llamó a la unidad de todos los sectores.

Los dirigentes han dicho que las elecciones deben realizarse con transparencia y bajo observación internacional. Foto: Daliana Ocaña/VOA.
Los dirigentes han dicho que las elecciones deben realizarse con transparencia y bajo observación internacional. Foto: Daliana Ocaña/VOA.

El coordinador general de la Alianza Cívica, Carlos Tünnermann, insistió que la Coalición queda abierta para que se sumen nuevos miembros. “A los que aún no han firmado esta proclama, las puertas están abiertas para integrarse y el que no lo haga lo hará por su propia decisión”, dijo.

El movimiento campesino que en un inicio se había negado a formar parte de la Gran Unidad firmó el documento, aunque su líder Medardo Mairena señaló que seguirán manteniendo su autonomía.

“Creo que hoy inicia una nueva etapa, es importante que todos los nicaragüenses nos demos un voto de confianza entre nosotros mismos. Quiero decirles que el movimiento campesino ha sido autónomo, será autónomo, tomará sus decisiones, en este momento trabajaremos con los aquí firmantes”, señaló Mairena en medio de la ovación de sus compañeros que lo acompañaron al evento.

Mientras la vicepresidente y primera dama de la República, Rosario Murillo, atacó a los opositores en declaraciones a medios oficiales acusándolos de cometer “aberraciones contra la paz en Nicaragua”.

“Pero no pudieron, ni podrán… Porque los conocemos… Porque sabemos de sus aberraciones, del dolor, de la tragedia que impusieron a nuestra Nicaragua linda. Porque jugaron con la paz. Porque mataron, violaron, violentaron, secuestraron, torturaron, trancaron… Porque abusaron de la confianza. Porque tocaron a Dios, que es amor, con las manos sucias”, aseveró Murillo.

Ante el lanzamiento de la Coalición Nacional y la posibilidad de una marcha convocada por un grupo de opositores, la Policía Nacional de Nicaragua desplegó un fuerte operativo en Managua y en varios departamentos del país cercando varios puntos de la capital. Algunos opositores permanecen sitiados en sus viviendas por las autoridades y organizaciones cívicas han denunciado el hecho.

El comentarista Jaime Arellano y el empresario José Dolores Blandino, quienes lideran la iniciativa de movilización, no pueden salir de sus casas desde el viernes.

Los agentes recorrieron la ciudad por la tarde para reducir cualquier expresión de protesta, en las calles y dentro de establecimientos privados como centros comerciales.

Periodistas independientes denunciaron haber sido víctimas de golpes, agresiones, robo, y amenaza de parte de agentes de la policía y parapolicias.

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Michelle Bachelet, exigió este martes a las autoridades nicaragüenses “cumplir con sus obligaciones de respeto, protección y garantía de los derechos políticos, de reunión pacífica y libertad de expresión”.

“OACNUDH recibe con preocupación los reportes sobre despliegues policiales intimidantes, frente a los domicilios de varias figuras de la oposición, incluso impidiendo su libre circulación, como en el caso de Lolo Blandino y del periodista Jaime Arellano”, expresó el organismo que desde el 18 de abril de 2018 da seguimiento y documenta las violaciones a los derechos humanos que se cometen en Nicaragua.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics