Partidarios de Trump “probablemente” deberían usar mascarilla en evento de Tulsa: Funcionario de la Casa Blanca

WASHINGTON D.C. – Las miles de personas que se espera asistan a un evento de campaña para el presidente Donald Trump, el próximo sábado, en Oklahoma, “probablemente” deberían usar mascarilla para ayudar a prevenir la propagación del coronavirus, dijo el domingo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

La campaña de Trump, sin embargo, no ha dicho si planea hacer cumplir las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) que exigen cubrirse la cara en grandes reuniones como la manifestación de Trump en Tulsa. Hasta 19,000 personas podrían ingresar al Centro BOK de la ciudad para participar en la primera manifestación a gran escala del presidente en tres meses.

Kudlow le dijo a CNN que a medida que los trabajadores estadounidenses regresen a sus trabajos después de ser despedidos debido a la propagación del coronavirus, deben seguir observando las pautas de distanciamiento social que exigen que las personas se mantengan a dos metros de distancia de las demás y que usen máscaras sanitarias.

Cuando se le preguntó si su sugerencia para que los trabajadores usaran mascarilla también se aplicaba a las personas en el evento de Trump, Kudlow dijo: “Bueno, está bien. Probablemente.”

Cuando se le preguntó cómo se puede llevar a cabo el evento de manera segura, uno de los mayores partidarios del presidente, el senador republicano de Oklahoma James Lankford, dijo en el programa “This Week” de ABC: “No sé cómo van a manejar eso”. Pero él dijo que planea asistir.

Trump ha ignorado en repetidas ocasiones las sugerencias de que use mascarilla en público para dar un ejemplo a los estadounidenses para evitar la propagación de la pandemia que ha infectado a más de 2 millones de personas y ha matado a más de 115,000 en EE.UU., más cualquier nación alrededor del mundo.

Cuando se le preguntó sobre el uso de una máscara sanitaria, Trump dijo en un momento: “No creo que vaya a hacerlo”.

Pero la responsabilidad por la propagación de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, preocupa a la campaña de Trump.

Afirma que entre 200,000 y 300,000 personas han solicitado boletos para el mitin de Tulsa en uno de los estados más grandes que apoyan a Trump en el país.

Pero cualquiera que solicite un boleto debe aceptar un descargo de responsabilidad que dice que reconoce que “existe un riesgo inherente de exposición a COVID-19 en cualquier lugar público donde haya personas presentes” y acepta renunciar a cualquier derecho de demandar a la campaña de Trump o al lugar de la reunión si posteriormente contrae el virus.

Trump, creyendo que las manifestaciones a gran escala son una línea de vida política crucial antes de las elecciones nacionales en las que busca la reelección en noviembre contra el ex vicepresidente Joe Biden, ha dejado en claro que no quiere hablar en una arena dos tercios vacía para dar cabida al distanciamiento social o ver un mar de rostros con máscaras faciales.

El presidente de la campaña de Trump, Brad Parscale, dijo la semana pasada: “Los estadounidenses están listos para volver a la acción y también el presidente Trump. El gran regreso estadounidense es real y las manifestaciones serán tremendas”.

Pero el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, expresó su profunda preocupación la semana pasada por la multitud que espera escuchar a Trump, diciendo que la pandemia está lejos de terminar.

“Oh, Dios mío”, dijo Fauci. “¿Dónde va a terminar? Todavía estamos al comienzo de entenderla realmente”.

Algunos estadounidenses han equiparado el uso de una máscara facial con un signo de debilidad, pero el director general de salud de EE.UU. Jerome Adams dijo el domingo en Twitter: “Algunos sienten que las cubiertas faciales infringen su libertad de elección, pero si los usamos más, tendremos MÁS libertad para salir”.

Dijo que con las mascarillas, habría “menos propagación viral asintomática, más lugares abiertos, ¡y antes! ¡Ejercita y promueve tu libertad eligiendo ponerte una máscara!”.

De acuerdo con las pautas de los Centros para el Control de Enfermedades, el evento de Trump caería en la categoría de “riesgo más alto”, definida como “grandes reuniones en persona donde es difícil que la gente se mantenga separada por lo menos a 6 pies (dos metros) de distancia y los asistentes viajan desde fuera del área local”.

La guía de los CDC también dice que “se recomienda encarecidamente cubrirse la cara con mascarillas de tela en entornos donde las personas pueden alzar la voz (por ejemplo, gritar, cantar, cantar)”, todo lo cual es típico de una manifestación política.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics