¿Planeando la Limpieza de Primavera? Algunos Consejos para una Despensa y un Refrigerador Seguros para los Alimentos

La mayoría de las personas almacenamos nuestros alimentos en el refrigerador y la despensa. Pero estas áreas de almacenamiento también pueden ser uno de los lugares que a veces limpiamos con menos frecuencia en el hogar, lo que podría ser peligroso para nuestra salud.

El refrigerador es uno de los equipos más importantes de la cocina. Sin ella, nuestra comida se echaría a perder y nos enfermaría. Los refrigeradores deben configurarse para mantener una temperatura entre 34 ° y 40 ° F para conservar nuestros alimentos. Ajustar la temperatura del refrigerador demasiado baja hará que su refrigerador trabaje horas extras y también podría congelar algunos de sus alimentos. Muchos de los refrigeradores de hoy en día tienen termostatos incorporados que miden su temperatura interna. Si su refrigerador no tiene un termostato incorporado, debe mantener un termómetro para electrodomésticos dentro de un lugar visible para controlar la temperatura.

Estos son algunos consejos para hacer que su refrigerador (y su hogar) sean más saludables y seguros:

Limpie los derrames inmediatamente – Limpie bien las superficies con agua tibia y jabón; luego enjuague. No utilice productos de limpieza con disolventes o abrasivos ya que estos pueden permitir la entrada de humos y sabores a químicos en sus alimentos y cubitos de hielo y hacerlos inseguros para el consumo.

Almacene las sobras de manera segura – Deseche los alimentos perecederos que se han echado a perder y que ya no se pueden comer. Las sobras como pan de carne, pizza o guisos no deben dejarse en el refrigerador por más de cuatro días. Refrigere las aves de corral crudas y las carnes molidas por no más de uno o dos días.

Limpie el exterior – Mantenga su refrigerador libre de polvo y pelusas. Limpie el condensador varias veces al año con un cepillo o aspiradora para eliminar el polvo, las pelusas u otras acumulaciones para garantizar la eficiencia y mantener la temperatura adecuada.

Limpiar su despensa le ahorrará dinero al mantenerlo al tanto de lo que tiene y le ayudará a evitar una infestación de insectos en la despensa. También asegurará que sus alimentos sean seguros para el consumo. Algunas recomendaciones para una despensa limpia y libre de insectos:

Revise sus latas – Deseche las latas con fugas, oxidadas, abultadas o muy abolladas. Nunca use alimentos de tarros rajados, frascos con tapas abultadas o sueltas, o cualquier recipiente que cuando lo abra el líquido salga a chorro.

Deseche cualquier alimento que sospeche que está en mal estado – Nunca pruebe los alimentos para determinar su inocuidad. Limpie los recipientes pegajosos, junto con las migajas y los derrames en los estantes de su despensa con limpiador para todo uso, vinagre o agua tibia y jabón.

Verifique las fechas en sus alimentos – Los fabricantes proveen fechas para ayudar a los consumidores y a las tiendas y supermercados a decidir cuándo los alimentos se encuentran en su mejor calidad. Con la excepción de la fórmula para infantes, las fechas no indican la inocuidad del producto y no son requeridas por la ley federal.

La fecha de mejor si se consume hasta el día (o antes del día) (“Best if Used By” or “Best Before”) indica que el producto se encuentra en su mejor sabor o calidad. No es una fecha de compra o inocuidad. La fecha vender hasta el día (“Sell by”) sirve para que la tienda sepa hasta cuándo puede ofrecer el producto a la venta y mantener un inventario, pero tampoco es una fecha de inocuidad. La fecha consumir hasta el día (“Use-By”) es la última fecha recomendada para usar el producto mientras se encuentra en su mejor calidad. No es una fecha de inocuidad excepto cuando se usa en fórmula para infantes. Los alimentos enlatados con alto contenido de ácido, como los tomates, la toronja y la piña, tienen una vida útil de 12 a 18 meses después de la fecha indicada. Los alimentos enlatados de baja acidez, como la carne, el pollo, el pescado y la mayoría de las verduras pueden conservarse entre dos y cinco años después de las fechas indicadas, si la lata permanece en buenas condiciones y se ha almacenado en un lugar fresco, limpio y seco.

Si tiene preguntas sobre los tiempos de almacenamiento de alimentos o bebidas, le recomendamos que descargue nuestra aplicación para teléfonos inteligentes y tabletas, el FoodKeeper. Disponible en inglés, español y portugués, el FoodKeeper tiene información sobre el almacenamiento seguro de las sobras y de más de 500 alimentos y bebidas.
Para conocer más prácticas de seguridad de los alimentos, síganos en Twitter @USDAFoodSafety o Facebook. Los consumidores que tengan preguntas sobre seguridad alimentaria pueden llamar a la Línea de Información de Carnes y Aves de USDA al 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) o conversar en vivo con un especialista en seguridad alimentaria en inglés en AskKaren.gov o en español en pregunteleakaren.gov, disponible de las 10 am a las 6 pm hora del este, de lunes a viernes.

Clara Yuvienco  
Oficina de Asuntos Públicos y Educación al Consumidor Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos
Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA)


Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics