Pompeo en Alemania: plan de ayuda humanitaria a Irán “no es problemático”

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, dijo el viernes que Washington no se interpondrá en el camino de un sistema que los europeos están desarrollando para proteger a las empresas que tratan con Irán de las sanciones estadounidenses, siempre que la atención se centre en proporcionar productos humanitarios y otros productos permitidos.

Pompeo, que realizó su primera visita a Alemania como secretario de Estado, dijo que Estados Unidos no se opone al desarrollo del sistema conocido como INSTEX, siempre que se trate del comercio de bienes que no están sujetos a sanciones, tal como afirman los europeos que será.

“Hemos sido bastante claros sobre el comercio con Irán: hay artículos que están sancionados y otros que no”, dijo Pompeo a los reporteros después de reunirse con la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, en una villa del gobierno en los suburbios de Berlín.

“Cuando pensamos en INSTEX, si está dirigido a facilitar el movimiento de bienes que están autorizados a moverse, no hay problema”, dijo.

Desde que se retiró unilateralmente del histórico acuerdo de 2015 con Irán que ofreció incentivos económicos a cambio de frenar su programa nuclear, EE.UU. ha estado en desacuerdo con las otras naciones involucradas que han estado tratando de mantener vivo el acuerdo: Alemania, Francia, Gran Bretaña, Rusia y China.

A medida que Estados Unidos ha aumentado las sanciones y las compañías han estado retirando negocios de Irán, Europa ha estado desarrollando INSTEX, un complicado sistema de trueque para evitar las transacciones financieras directas con Irán y así evadir las posibles sanciones de Estados Unidos.

El sistema aún no está en funcionamiento, pero se espera que entre en vigor este verano.

Maas enfatizó que a pesar de que Estados Unidos ya no es parte del acuerdo de Irán, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto, o JCPOA, su objetivo es el mismo.

“Ambos estamos de acuerdo en que se debe evitar que Irán obtenga armas nucleares”, dijo Maas. “No es un secreto que diferimos en cómo lograr eso”.

En otros comentarios, Pompeo elogió a Alemania por conceder asilo a los disidentes chinos y reiteró la posición de Washington de que el gigante de las telecomunicaciones, Huawei, debería ser excluido de ayudar a desarrollar redes 5G en Alemania y en otros lugares debido a los riesgos de seguridad.

Dijo que a Estados Unidos le preocupa que los datos confidenciales “terminen en manos del Partido Comunista Chino” y que, en el caso de Huawei, “no es posible mitigar” los riesgos.

El secretario de Estado sugirió que si los países usan Huawei en sus sistemas 5G, podrían encontrarse aislados de la información estadounidense.

Existe el “riesgo de que tengamos que cambiar nuestro comportamiento a la luz del hecho de que no podemos permitir que los datos de ciudadanos privados de Estados Unidos o los datos de seguridad nacional de Estados Unidos pasen por redes que consideramos como de confianza” dijo Pompeo.

Maas reiteró que Alemania no estaba preparada para excluir a ninguna compañía de la licitación, pero dijo que cualquier firma que no pudiera cumplir con las normas de seguridad sería rechazada.

Pompeo viaja de Berlín a Suiza, país que ha representado durante mucho tiempo los intereses de Washington en Teherán.

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics