Tornados arrasan zona de Kansas City en ola de tormentas

Una violenta tormenta arrasó la zona de Kansas City, provocando tornados que arrancaron árboles y líneas eléctricas, dañando viviendas e hiriendo al menos una docena de personas en la última oleada de mal tiempo que provocó avisos por tornados en zonas tan inusuales como la ciudad de Nueva York.

Partes de Pensilvania y Nueva Jersey estaban bajo avisos por este fenómeno horas después de que varios tornados muy próximos barrieron Indiana y Ohio durante la noche, reventando ventanas y poniendo un fin anticipado al curso escolar de algunos estudiantes debido a destrozos en las instalaciones.

Una persona murió y al menos 130 resultaron heridas.

Las tormentas registradas en Kansas City el martes fueron el 12do día consecutivo en el que se reportaron al menos ocho tornados al Servicio Nacional de Meteorología.

Tras varios años de calma, las dos últimas semanas registraron un fuerte incremento de este tipo de actividad sin que haya una previsión sobre cuándo podría terminar.

Un peligroso tornado de gran tamaño tocó tierra en el extremo occidental de Kansas City, Kansas, el martes en la noche, según la oficina del Servicio Nacional de Meteorología. Al menos una docena de personas ingresó en el hospital de Lawrence, a 64 kilómetros (40 millas) al oeste del centro de Kansas City, Missouri, explicó el vocero del hospital, Janice Early. También se reportaron daños en las localidades de Bonner Springs, Linwood y Pleasant Grove en Kansas.

Pero en la zona metropolitana de Kansas City, alrededor de 2,1 millones de personas parecieron evitar el impacto directo que se temía a primera hora de la noche, cuando el servicio meteorológico emitió una emergencia por tornado.

Mark Duffin, de 48 años, se enteró por su esposa y por un reporte en la televisión de que el gran tornado se dirigía hacia su casa en Linwood, a unos 48 kilómetros (30 millas) al oeste de Kansas City. Lo próximo que supo es que las paredes de su casa se vinieron abajo.

Según relató al diario Kansas City Star, tomó un colchón y siguió a su hijo de 13 años hasta el sótano y los protegió a los dos con el colchón mientras la vivienda se derrumbaba a su alrededor.

“Estoy contento porque encontré a mis dos perros vivos”, explicó. “Mi esposa está viva, mi familia está viva, yo estoy vivo”.

El mal tiempo no se ha limitado a la región del centro-norte de Estados Unidos. Se confirmaron tornados en el este de Pensilvania y el Servicio Nacional de Meteorología emitió un aviso por tornado para partes de la ciudad de Nueva York y el norte Nueva Jersey.

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales




%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics