Trump en Tokio resta importancia a preocupaciones sobre Corea del Norte

TOKIO — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su asesor de seguridad nacional están públicamente en desacuerdo sobre la gravedad de la amenaza que actualmente representa Corea del Norte.

En un tuit de la mañana del domingo desde Tokio, Trump envió una respuesta a John Bolton, quien el día anterior había dicho a los reporteros que “sin duda” el reciente lanzamiento de misiles balísticos de corto alcance de Corea del Norte violaba una resolución de las Naciones Unidas.

El comentario de Bolton fue el primero de un funcionario de EE.UU. que describió los lanzamientos de Corea del Norte como una violación de las resoluciones de EE.UU.

“Corea del Norte disparó algunas armas pequeñas que perturbaron a algunos de mis asistentes y a otros, pero no a mí”, dijo Trump en su tuit.

Donald J. Trump@realDonaldTrump

North Korea fired off some small weapons, which disturbed some of my people, and others, but not me. I have confidence that Chairman Kim will keep his promise to me, & also smiled when he called Swampman Joe Biden a low IQ individual, & worse. Perhaps that’s sending me a signal?93.8K9:32 PM – May 25, 2019Twitter Ads info and privacy51.3K people are talking about this

“Confío en que el presidente Kim cumplirá su promesa, y también sonreí cuando llamó al Hombre del Pantano Joe Biden un individuo con bajo coeficiente intelectual, y peor. Tal vez eso me está enviando una señal?”, escribió el presidente de Estados Unidos.

Pero algunos analistas dicen que los lanzamientos de misiles son de hecho una preocupación.

“Está bastante claro que el lanzamiento del misil fue una violación de las sanciones de Estados Unidos, cualquiera que sea el alcance. “La realidad es que las fuerzas estadounidenses y los civiles en Corea del Sur y Japón ya están dentro del alcance de los misiles norcoreanos, por lo que aceptar misiles más cortos o de rango medio pone a Estados Unidos en riesgo, sin mencionar a nuestros aliados, Japón y la República de Corea”.

Kevin Maher, un consultor de seguridad de Washington y ex jefe de la Oficina de Asuntos de Japón del Departamento de Estado, le dijo a VOA. “Estas realidades son inconvenientes si el objetivo es mostrar que una relación personal con el dictador Kim Jong Un detendrá los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte”.

El presidente de Estados Unidos también expresó su confianza en que el líder norcoreano “mantendrá la promesa que me hizo” para avanzar hacia la desnuclearización.

En el tuit, Trump también dijo que sonrió cuando Kim llamó al ex vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, “una persona con bajo coeficiente intelectual”.

El presidente inicialmente escribió mal el nombre del candidato presidencial del Partido Demócrata como “Bidan” y luego reemplazó el tuit. Por otro lado, no fue Kim quien hizo el comentario despectivo sobre Biden, sino que fue un comentario sin firma realizado por la agencia central de noticias de Corea del Norte, que se refería al político estadounidense como un “tonto de bajo coeficiente intelectual” y un “imbécil desprovisto de calidad elemental como ser humano”.

Trump concluyó su tuit afirmando que quizás Kim estaba tratando de “enviarme una señal”, aparentemente una referencia a que el líder de Pyongyang prefiere negociar con el actual presidente estadounidense que con el principal candidato del partido de la oposición.

El presidente Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un durante su segunda reunión cumbre en el hotel Sofitel Legend Metropole en Hanoi, Feb. 28, 2019.
El presidente Donald Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un durante su segunda reunión cumbre en el hotel Sofitel Legend Metropole en Hanoi, Feb. 28, 2019.

Trump y Kim han celebrado dos cumbres, en Singapur y Hanoi. Ninguna de los dos ha llevado a un avance significativo, aunque se consideró que las reuniones redujeron las tensiones entre los dos países, que no tienen relaciones diplomáticas y cuyos líderes nunca se habían reunido antes.

Estados Unidos y Corea del Norte fueron beligerantes en una guerra de tres años a principios de la década de 1950 que devastó la Península Coreana. Terminó con un armisticio, pero nunca se ha firmado ningún tratado de paz.

Comentario de Bolton

Bolton, quien hace 13 meses reemplazó al general retirado del ejército H.R. McMaster como asesor de seguridad nacional del presidente, es conocido por sus posiciones de línea dura que desconfía de las intenciones de Pyongyang.

Corea del Norte tiene un largo historial de violación de acuerdos internacionales y ha desafiado repetidamente las sanciones de Estados Unidos contra sus programas de armas nucleares y misiles balísticos.

Trump escribió su tuit poco antes de tomar un helicóptero desde Tokio para ir al Mobara Country Club en la cercana prefectura de Chiba.

El primer ministro japonés, Abe, vestido con chaqueta azul y pantalones blancos, se subió a un carrito de golf para encontrarse con Trump, quien llevaba una chaqueta roja y un sombrero rojo en la mano.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, saluda al presidente de EE.UU. Donald Trump a su llegada al Mobara Country Club, en Mobara, prefectura de Chiba, en Japón. Mayo 26 de 2019.
El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, saluda al presidente de EE.UU. Donald Trump a su llegada al Mobara Country Club, en Mobara, prefectura de Chiba, en Japón. Mayo 26 de 2019.

Después de algunas horas en el campo de golf, los dos líderes vieron combates de sumo antes de que el presidente de EE.UU. entregara lapesada Copa del Presidente (apodada rápidamente como la Copa Trump) al campeón Asanoyama, un luchador de 177 kilogramos (390 libras) que ganó El Gran Torneo de Verano del día anterior.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, se prepara para entregar la Copa del Presidente al luchador de sumo Asanoyama, ganador del Gran Torneo de Sumo de Verano en el Ryogoku Kokigikan Sumo Hall, en Tokio. Mayo 26, de 2019.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, se prepara para entregar la Copa del Presidente al luchador de sumo Asanoyama, ganador del Gran Torneo de Sumo de Verano en el Ryogoku Kokigikan Sumo Hall, en Tokio. Mayo 26, de 2019.

“Esa fue una noche increíble en el sumo”, dijo Trump a los reporteros cuando él y la primera dama Melania Trump se unieron a la primera ministra y la señora Abe para cenar en un restaurante de Tokio donde se sirve la comida en largas palas. Trump dijo que él personalmente “compró ese hermoso trofeo, que con suerte espera (el ganador) lo tendrá durante cientos de años”.

El lunes, Trump se reunirá con el nuevo emperador de Japón, Naruhito, quien organiza una cena de estado para el presidente visitante esa noche. En el medio, Trump mantiene una reunión formal con Abe en la que se espera que discutan asuntos de comercio y defensa.

No se esperan avances rápidos en el comercio, aunque ambos líderes han expresado su deseo de un pacto comercial bilateral después de que Trump sacara a Estados Unidos de la Asociación Transpacífico de 12 naciones, que Tokio había encabezado con Washington bajo el antecesor de Trump, Barack Obama.

Después de la excursión de golf, Trump tuiteó que no se realizaría ningún acuerdo comercial hasta después de las elecciones de julio para algunos de los escaños en la cámara alta de la Dieta (parlamento) de Japón.

Donald J. Trump@realDonaldTrump

Great progress being made in our Trade Negotiations with Japan. Agriculture and beef heavily in play. Much will wait until after their July elections where I anticipate big numbers!80.4K12:39 AM – May 26, 2019Twitter Ads info and privacy25.9K people are talking about this

“Se están realizando grandes avances en nuestras negociaciones comerciales con Japón. La agricultura y la carne mayormente en juego. ¡Mucho tendrá que esperar hasta después de sus elecciones de julio, donde anticipo grandes números!”, escribió el presidente.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, con la primera dama Melania Trump, recibe un plato con comida de un chef durante una cena con el primer ministro de Japón Shinzo Abe y su esposa Akie Abe en Tokio. Mayo 26 de 2019.
El presidente de EE.UU., Donald Trump, con la primera dama Melania Trump, recibe un plato con comida de un chef durante una cena con el primer ministro de Japón Shinzo Abe y su esposa Akie Abe en Tokio. Mayo 26 de 2019.

Más tarde, durante la cena, el presidente dijo: “el primer ministro y yo hablamos mucho hoy sobre el comercio y los militares y otras cosas. Creo que tuvimos un día muy productivo”.

Antes de que Trump salga de Japón el martes, visitará la base naval en Yokosuka para recorrer un portaaviones japonés y dirigirse al personal de servicio estadounidense y hablar sobre el feriado del Día de los Caídos en Estados Unidos (que se observa el lunes).

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales




%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics