Turquía y Rusia llegan a acuerdo para compartir control del noreste de Siria

Turquía y Rusia acordaron el martes retirar a la milicia YPG kurda siria a más de 30 km (19 millas) de la frontera turca, después de lo cual sus tropas patrullarán conjuntamente una franja de tierra más estrecha en una “zona segura” que Ankara siempre ha buscado en el norte Siria.

El acuerdo fue alcanzado por los presidentes Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, y Vladimir Putin, de Rusia, durante un encuentro en el balneario ruso de Sochi, en el Mar Negro.

A partir del mediodía (0900 GMT) del miércoles, la policía militar rusa y los guardias fronterizos sirios se trasladarán para facilitar la eliminación de los miembros de YPG y las armas más allá de la zona en una misión que debería llevar unos seis días, según el acuerdo.

Bajo el acuerdo, Turquía mantendrá el control de las áreas que buscaba al lanzar su ofensiva en Siria a principios de este mes, y controlará junto con las tropas rusas el resto de la frontera.

El canciller ruso, Sergei Lavrov, elogió el acuerdo como uno que terminaría con el derramamiento de sangre en la región, mientras que el presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo que Turquía no tenía planes en territorio sirio, ya que continuó empujando al YPG hacia el sur.

El YPG, el componente clave de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) que han luchado durante años junto a las tropas estadounidenses contra el Estado Islámico, también abandonará las ciudades de Tel Rifaat y Manbij en virtud del acuerdo alcanzado entre Erdogan y el presidente Vladimir Putin en el balneario ruso de Sochi, en el Mar Negro.

“El objetivo principal de la operación es eliminar las organizaciones terroristas PKK / YPG del área y facilitar el regreso de los refugiados sirios”, dijo Erdogan en una conferencia de prensa conjunta con Putin.

Ankara considera al YPG como una organización terrorista debido a sus lazos con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que está librando una insurgencia en el sureste de Turquía.

“Esta operación también garantiza la integridad territorial y la unidad política de Siria… Nunca tuvimos ningún interés en la tierra y la soberanía de Siria”, agregó Erdogan.

Una vez que se retire el YPG, las tropas turcas y rusas realizarán patrullas conjuntas en el norte de Siria a menos de 10 km de la frontera, según el acuerdo.

Erdogan agregó que Ankara también trabajaría con Moscú para el regreso seguro de los refugiados sirios ahora en Turquía.

Más temprano el martes, las fuerzas kurdas dijeron que completaron su retirada de una zona a lo largo de la frontera siria, según lo requerido por un acuerdo de alto el fuego negociado por Estados Unidos horas antes de que expirara el martes.​

ONU: Más de 176.000 desplazados

La ONU dice que casi dos semanas después de que Turquía lanzó su ofensiva en el noreste de Siria, más de 176.000 personas han sido desplazadas, incluidos casi 80.000 niños, y “la infraestructura crítica ha sido dañada”.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, dijo el martes que las líneas eléctricas han sido dañadas, lo que al parecer afecta al menos a cuatro instalaciones médicas.

Dijo que la estación de agua de Alouk, que atiende a más de 400.000 personas en la ciudad de Al-Hassakeh y los campamentos de desplazamiento circundantes, recibió reparaciones temporales y ahora se están utilizando generadores para suministrar agua segura a la población de la zona.

Dujarric dijo a periodistas en la sede de la ONU en Nueva York que Imran Riza, el coordinador humanitario de la ONU en Siria, dijo después de visitar el noreste que estaba agradecido de que los llamamientos de la ONU para el acceso humanitario fueran exitosos y que se restableciera el agua, “evitando problemas humanitarios más serios”

Por su parte, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo el martes que Moscú estimó que hasta 500 personas, incluidos combatientes islamistas, habían escapado del cautiverio en el norte de Siria después de que sus guardias dejaron sus puestos.

Dijo que se estaban tomando medidas para recuperarlos.

Shoigu habló después de las conversaciones entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Tayyip Erdogan.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics