Un robot sirve café a surcoreanos para ayudar con el distanciamiento social

Robots that take orders, make coffee and bring the drinks straight to customers are charged in a cafe Daejeon, South Korea, May 25, 2020. REUTERS/Kim Hong-Ji

A algunos clientes les ha parecido un robot simpático; se mueve por la cafetería con máxima autonomía y es capaz de servir un pedido de varios productos en solo siete minutos.

DAEJEON, COREA DEL SUR – El nuevo robot-mesero en un café en Daejeon, Corea del Sur, es cortés y rápido, y se dirige sin problemas hacia los clientes.

“Aquí está tu café con leche de almendras Rooibos, disfruta. Es aún mejor si lo agitas”, dice, mientras un cliente toma su bebida en una bandeja instalada dentro de la computadora grande, brillante y blanca en forma de cápsula.

Después de lograr contener un brote del nuevo coronavirus que infectó a más de 11.000 personas y mató a 267, Corea del Sur está pasando lentamente de las reglas intensivas de distanciamiento social hacia lo que el gobierno llama “distanciamiento en la vida diaria”.

Los robots podrían ayudar a las personas a observar el distanciamiento social en público, dijo Lee Dong-bae, director de investigación de Vision Semicon, un proveedor de soluciones inteligentes que desarrolló el robot ‘barista’ junto con un instituto científico estatal.

“Nuestro sistema no necesita aportes de las personas desde el pedido hasta la entrega, y las mesas se organizaron escasamente para garantizar movimientos suaves de los robots, lo que encaja perfectamente con la actual campaña de “desconexión y distanciamiento”, dijo.

El sistema, que utiliza un brazo robótico para hacer café y un robot para servir, puede hacer 60 tipos diferentes de café y sirve las bebidas a los clientes en sus asientos. También puede comunicar y transmitir datos a otros dispositivos y contiene tecnología de conducción autónoma para calcular las mejores rutas alrededor del café.

Un pedido de seis bebidas, procesadas a través de un quiosco, tomó solo siete minutos. El único empleado humano en el café de dos pisos era un pastelero que también tiene algunas tareas de limpieza y rellena los ingredientes.

El fabricante y el instituto científico tienen como objetivo suministrar al menos 30 cafeterías con robots este año.

“Los robots son divertidos y fue fácil porque no tienes que recoger tu pedido”, dijo el estudiante Lee Chae-mi, de 23 años. “Pero también estoy un poco preocupado por el mercado laboral ya que muchos de mis amigos están haciendo trabajos a tiempo parcial en cafeterías y estos robots reemplazarían a los humanos”.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics