¿A quién afecta la nueva medida migratoria de Trump?

MIAMI, FLORIDA — El pasado viernes (2 de octubre), el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un nuevo decreto que obligará a los solicitantes de visa de inmigrante a demostrar que tienen suficientes recursos financieros para pagar un seguro médico en Estados Unidos.

Con esta medida, el ejecutivo estadounidense quiere que todos los inmigrantes que entren al país no acaben siendo una carga pública para el gobierno.

Esta nueva norma no afectará a todos los solicitantes de visa por igual, sino a quienes buscan visado de inmigrante, es decir, que tienen la intención de residir permanentemente en este país.

“Esto aplica a aquellas personas en el extranjero que quieren emigrar hacia acá como residentes permanentes de Estados Unidos de América”, afirma el abogado especialista en inmigración Ángel Leal a la Voz de América.

¿Me afecta la nueva norma migratoria?

Sí, si usted está solicitando una visa de inmigrante a partir de una petición familiar de residencia legal permanente (Formulario I-130), o por una petición laboral (Formulario I-140).

Las peticiones familiares de residencia legal las pueden hacer los ciudadanos estadounidenses (que pueden pedir al cónyuge, hijos solteros mayores de 21 años, hijos casados sin importar la edad y hermanos).

También pueden solicitar visa de inmigrante para familiares los residentes legales, que poseen la tarjeta verde (Green Card) que los acredita como tales, y quienes pueden pedir al cónyuge y a los hijos.

Los otros dos grupos de extranjeros que pueden solicitar visa de inmigrante para Estados Unidos, son los refugiados y los asilados.

En cuanto a la solicitud de residencia por empleo, las cinco visas afectadas son:

EB-1 (aptitud extraordinaria para profesores y ejecutivos)

EB-2 (aptitud extraordinaria de segunda preferencia)

EB-3 (trabajos especializados o profesionales)

EB-4 (inmigrantes especiales)

EB-5 (inversores).

El decreto del ejecutivo estadounidense exige que los solicitantes de visa puedan tener: una cobertura médica superior a los 364 días otorgada por un empleador, un plan de seguro médico que no tenga subsidio gubernamental y un plan familiar al que se pueda incorporar el extranjero.

Poblaciones vulnerables, las más afectadas

Ariel Ruiz Soto, analista de políticas públicas del Instituto de Políticas Migratorias, advirtió que esa nueva medida migratoria podría afectar al 65 por ciento de las personas que tienen la intención de ingresar a Estados Unidos y quedarse en el país de forma permanente.

“Suelen ser personas que son de poblaciones vulnerables, como mujeres embarazadas y niños, adultos ya mayores”, explicó Ruiz Soto a VOA Noticias.

A pesar de las preocupaciones que han surgido a raíz de esta medida, que entrará en vigor el próximo 3 de noviembre, muchos otros inmigrantes quedarán exentos de esta regulación.

La regla no se aplicará en los siguientes casos:

  1. El extranjero con visa de inmigrante emitida antes de la fecha de vigencia (3 de noviembre de 2019).
  2. El extranjero que es hijo de un ciudadano de Estados Unidos o que vaya a ingresar a Estados Unidos con una visa IR-2, IR-3, IR-4 o IH-4.
  3. El extranjero que ingresa a Estados Unidos con una visa IR-5, siempre y cuando se pueda demostrar que no supondrá una carga para el gobierno en materia de atención médica.
  4. El extranjero que quiere entrar al país con una visa especial de inmigrante -SI o SQ-, que sea ciudadano de Afganistán o Irak, o su cónyuge e hijos.
  5. El extranjero que entra al país con una visa SB-1.
  6. El extranjero menor 18 años. La excepción a esta regla se aplicará cuando el sujeto acompañe a un padre que también esté emigrando y esté afectado por la nueva medida.
  7. El extranjero cuya entrada sea de interés nacional, algo que determinaría el secretario de Estado o un designado.
  8. El extranjero que entra a Estados Unidos por otras formas, incluso los residentes permanentes legales.
  9. Los asilados y refugiados quedarán exentos por la norma.

Los turistas y solicitantes de trabajo temporal (como las visas tipo H1-B) tampoco deberán preocuparse por esta nueva medida ya que podrán ingresar a Estados Unidos sin tener que demostrar su solvencia financiera para contratar un seguro médico.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics