Celebre el Día de la Independencia Con Alimentos Seguros

El Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos (FSIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) recomienda a los consumidores la seguridad de los alimentos mientras cocinan este 4 de julio para garantizar una celebración libre de bacterias que pueden causar enfermedades.

Millones de estadounidenses sufren de enfermedades transmitidas por los alimentos cada año, lo que genera aproximadamente 128,000 hospitalizaciones y 3,000 muertes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Pero siguiendo los pasos claves para la seguridad de los alimentos integrados en sus planes de asar y cocinar al aire libre, los anfitriones pueden brindar un día divertido este 4 de julio.

Siga siempre los cuatro pasos para la seguridad de los alimentos:

Lávese las manos antes de comenzar a preparar alimentos. Debe seguir estos sencillos pasos: humedecer las manos, enjabonar con jabón, frotar durante al menos 20 segundos, enjuagar con agua tibia limpia y secarse con una toalla limpia. Siempre sirva los alimentos en platos limpios y evite reutilizar los platos que previamente contenían carne y aves crudas.

Separe los alimentos crudos y de los cocidos para no contaminarlos. Es decir, no transferir las bacterias de los alimentos crudos a los alimentos listos para comer. Por ejemplo, si está preparando un asado y verduras para un platillo de vegetales crudos, no deje que la carne cruda entre en contacto con las verduras o con los alimentos que no requieran mayor cocción, como las rebanadas de carne cocidas y el queso.

Cocine usando un termómetro para alimentos para asegurarse de que alcancen una temperatura interna mínima adecuada. Cocine todos los bistecs, chuletas y asados ​​crudos de cerdo, cordero y ternera a una temperatura interna mínima de 145 ° F medida con un termómetro para alimentos antes de retirar la carne de la fuente de calor. Por razones de seguridad y calidad, deje reposar la carne durante al menos tres minutos antes de cortarla o consumirla. Por razones de preferencia personal, puede cocinar la carne hasta alcanzar una temperatura interna más alta.

Cocine toda la carne de res molida, el cerdo, el cordero y la ternera crudos a una temperatura interna de 160 ° F, según lo medido con un termómetro para alimentos. Cocine todas las aves de corral a una temperatura interna mínima de 165 ° F medida con un termómetro para alimentos. Y tenga en cuenta: si está transportando alimentos cocidos calientes de un lugar a otro, manténgalos calientes en un recipiente térmico.

Enfríe las sobras dentro de un periodo de dos horas después de la cocción. Lleve un registro de cuánto tiempo han estado los alimentos en la mesa del bufé y deseche cualquier alimento que ha estado sin refrigeración por más de dos horas (una hora si la temperatura ambiente es superior a los 90 ° F). Nunca queremos dejar alimentos perecederos, como carne, pollo, huevos y guisos en la “Zona de peligro” durante más de dos horas. La zona de peligro se encuentra entre 40 y 140 ° F, y es donde las bacterias se multiplican rápidamente. Después de dos horas, es posible que hayan crecido suficientes bacterias en su comida para enfermar a los asistentes. Las excepciones a la zona de peligro incluyen productos listos para comer, como galletas dulces o saladas, pan y fruta fresca entera.

Los consumidores pueden obtener más información sobre la seguridad de los alimentos, en inglés o español, llamando a nuestra Línea de Información sobre Carnes y Aves del USDA al 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) de lunes a viernes de 10 a.m. a 6 p.m. (hora del este) o utilizar nuestros servicios de chat en vivo visitando “Ask Karen” en inglés (www.askKaren.gov) y “Pregúntele a Karen” en español (www.pregunteleaKaren.gov).

Fuente: Food Safety and Inspection Service, USDA




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics