Critican al primer ministro de Pakistán por decir que EE.UU.”martirizó” a Osama Bin Laden

Un portavoz dice se quiere innecesariamente crear una controversia. Las palabras del primer ministro han desatado fuertes críticas y cuestionamientos.

ISLAMABAD, PAKISTÁN – El primer ministro de Pakistan Imran Khan ha sido fuertemente criticado por decir el jueves en un discurso ante el Parlamento, que fue televisado, que el desaparecido líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, fue martirizado.

Khan hacía un recuento de lo que considera logros de su administración iniciada hace dos años, particularmente la mejoría en las relaciones con Estados Unidos bajo el presidente Donald Trump.

Señaló que a pesar de ser un aliado de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo, su país ha tenido una relación complicada con Washington desde que tropas especiales estadounidenses mataron a Bin Laden, en 2011, en la ciudad de Abbottabad.

“Ellos (los estadounidenses) vinieron a Abbottabad y mataron a Osama Bin Laden, lo martirizaron”, dijo Khan.

Los mártires son reverenciados en la religión musulmana por sacrificar sus vidas, generalmente en la lucha por defender su religión.

“Lo que pasó después fue que el mundo entero empezó a maldecirnos y denunciarnos. Nuestro propio aliado entra a nuestro país y mata a alguien sin decirnos, mientras 70,000 pakistaníes han perdido la vida al luchar su guerra (de Estados Unidos)”, agregó Khan.

Como líder de Al-Qaeda, Osama Bin Laden fue responsable de los ataques del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas y contra el Pentágono, que causaron la muerte a más de 3.000 personas.

Las declaraciones de Khan el jueves desataron las críticas de legisladores opositores y activistas en las redes sociales, con algunos calificándolas como “un resbalón de lengua”, mientras otros condenaron los comentarios y exigieron una disculpa.

“Imran Khan ha traveseado con la historia, declarando hoy a Osama Bin Laden como un mártir”, dijo Khawaja Asif, un veterano legislador y ex funcionario de la cancillería de Pakistán, en su discurso de respuesta de la oposición al Primer Ministro.

“Bin Laden trajo el terrorismo a nuestras tierras, él era un terrorista de pies a cabeza y ¿el primer ministro le llama un mártir?”, dijo Asif.

El analista Michael Kugelman del Centro Wilson, en Washington, tuiteó que la descripción que Khan hizo de Bin Laden como un mártir socava las afirmaciones de Pakistán de que ese país ya no apoya a terroristas.

“Si solo se equivocó, uno esperaría una aclaración. No luce bien, no importa como lo acomoden”, dijo Kugelman.

Respondiendo a las críticas, un portavoz del primer ministro emitió una aclaración, diciendo que Khan “en dos ocasiones usó la palabra ‘asesinaron’ para Bin Laden”.

El portavoz de Khan, Shahbaz Gill, tuiteó que se está haciendo un intento “injustificado” para innecesariamente hacer controvertidos los comentarios de Khan.

“El compromiso contra el terrorismo del Primer Ministro y de Pakistán es inquebrantable, y nuestro récord en eliminar esa amenaza es mejor que la de todos en el mundo”, dijo Gill.

Las fuerzas armadas estadounidenses rastrearon a Bon Laden hasta su escondite cerca de la academia militar de Pakistán, fortaleciendo los viejos alegatos de que las fuertes instituciones de seguridad del país no habían roto sus vínculos con los terroristas que combatía como aliado de Estados Unidos.

Pakistán ha consistentemente negado los alegatos y sostiene que sus instituciones de seguridad no tenían conocimiento de la presencia de Bin Laden en el país.

Islamabad protestó enérgicamente el operativo estadounidense que fue visto como una vergüenza nacional para Pakistán. También afectó los lazos de seguridad con Estados Unidos, y retiró instalaciones, incluyendo bases, que Pakistán había proveído a Washington para la realización de operaciones antiterroristas en Afganistán.

En sus declaraciones el jueves, Khan acusó a gobiernos anteriores de no tomar pasos para enfrentar la humillación al país. Khan dijo que su gobierno ha dejado claro desde un inicio que Pakistán no será un socio de Estados Unidos en la guerra, pero si será su aliado en los esfuerzos de paz en Afganistán.

“Hoy nuestra relación con ellos (Estados Unidos) es basada en la confianza. Nadie nos está diciendo que somos ambiguos o engañosos porque no estamos ahora luchando la guerra de nadie”, afirmó.

“Cuando tengo una reunión con Donald Trump él siempre nos ofrece respeto y no nos pide que hagamos más. En su lugar, nos pide más ayuda para llevar la paz a Afganistán”, concluyó.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics