EE.UU. elimina ayuda legal, actividades académicas y recreacionales a inmigrantes menores bajo su custodia

La administración del presidente Donald Trump canceló actividades educativas, como clases de inglés, recreacionales, como fútbol, y los servicios legales para los niños que llegaron a EE.UU. de forma ilegal sin acompañantes y ahora se encuentran en los centros de detención de todo el país, reportó el diario The Washington Post.

La medida fue anunciada por el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés) en un correo enviado a los refugios autorizados al que tuvo acceso la publicación. La justificación del gobierno, sería la presión que está generando el aumento desproporcionado de migrantes que llegan por la frontera sur, lo que el presidente Trump considera como una crisis que está afectando el presupuesto de este departamento (HHS).

El reporte cita al vocero del departamento, Mark Weber, explicando que los servicios y actividades recortadas fueron consideradas por no ser “directamente necesarios para la protección de la vida y la seguridad” de los menores migrantes.

El funcionario expuso que han tenido que solicitar al Congreso unos 2.9 mil millones de dólares en fondos de emergencia, pero que se podrían quedar sin dinero a finales de junio porque la agencia debe desviarlo a servicios esenciales.

Esta medida se conoce días después de que el gobierno estadounidense limitara el estatus​ de los niños migrantes que ingresan solos al país.

Según las leyes estadounidenses, estos menores de edad pueden presentar sus reclamos a un oficial de asilo de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. (USCIS, por sus siglas en inglés), en un entorno no contencioso, en lugar de un juez de inmigración. Si se les niega, tienen una segunda oportunidad en el tribunal de inmigración.

La nueva medida de Trump revoca un memorándum de la administración de Barack Obama que permitía a los niños mantener su estatus especial después de cumplir 18 años o si se reunían con un padre o tutor legal antes de presentar una solicitud de asilo.

Agentes de la patrulla fronteriza de Estados Unidos han detenido a casi 45.000 niños no acompañados en la frontera suroeste desde octubre. Tan solo en mayo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, CBP por sus siglas en inglés, detuvo a 84.000 familias y unos 11 menores.

El Departamento de Salud y Servicios Sociales ha reconocido la muerte de seis menores migrantes en custodia de EE.UU. en los últimos ocho meses.

Fuente: La voz de América


Síganos en nuestras plataformas sociales




%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics