El coronavirus sigue golpeando a países del mundo

Corea del Sur reportó el sábado más de 100 nuevos casos de coronavirus por primera vez en cuatro meses, Sudáfrica anunció un repunte de las infecciones y algunos estados de Estados Unidos reforzaron las medidas contra la pandemia.

Entre los 113 nuevos contagios confirmados en Corea del Sur había 36 trabajadores migrantes repatriados desde Irak y 32 miembros de la tripulación de un mercante con bandera rusa, explicó el gobierno. Las autoridades habían advertido que esperaban un incremento del número de casos importados y pidieron a la población que no se alarme.

China, que ha aliviado la mayor parte de sus controles contra la pandemia tras un descenso de los contagios, reportó 34 nuevos casos. De ellos, 29 se contagiaron en el país.

En todo el mundo se han reportado un total de 638.352 decesos y 15.672.841 infecciones, según los datos recopilados por la Universidad Johns Hopkins en base a los datos proporcionados por los gobiernos.

Sudáfrica, el país más golpeado por la pandemia en África, confirmó más de 13.104 nuevos casos para un total nacional de 408.052. Las autoridades han reportado 6.093 fallecidos a causa del COVID-19, la enfermedad provocada por el virus.

El presidente, Cyril Ramaphosa, dijo el jueves que las escuelas se “tomarán un descanso” durante un mes para proteger a los niños. A pesar del incremento de los contagios, empleados de restaurante y hostelería protestaron esta semana reclamando que se alivien las restricciones en sus sectores.

India, el tercer país con más infectados en todo el mundo por detrás de Estados Unidos y Brasil, sumó 740 nuevas víctimas mortales para un total de 30.601. El gobierno reportó 49.310 contagios más, elevando la cifra total nacional a 1.287.945.

En Australia, cinco residentes más de Victoria murieron por COVID-19 y las autoridades del país confirmaron 357 nuevos contagios en las últimas 24 horas. El primer ministro, Daniel Andrews, rechazó el sábado descartar la imposición de nuevas restricciones, pero apuntó que la estrategia para frenar la propagación del virus era el uso obligatorio de mascarillas. Por ahora hay cerca de 4.000 casos activos de coronavirus, 313 de ellos están vinculados al sector de la salud.

En Estados Unidos, el gobernador de Mississippi, Tate Reeves, endureció los controles a los bares para proteger a los “jóvenes ebrios y descuidados”. Los bares ya podían operar solo al 50% de su capacidad. Ahora, los clientes tendrán que estar sentados para pedir alcohol, que no se venderá más allá de las 23:00 horas.

Estados Unidos acumula 145.391 fallecidos a causa del COVID-19 y tiene 4,1 millones de casos confirmados.

Millones de estadounidenses que perdieron temporalmente su trabajo podrían quedarse sin un suplemento semanal de 600 dólares que está previsto que expire el 31 de julio.

En Washington, los legisladores negocian un nuevo paquete de ayudas. Los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, quieren renovar el suplemento de 600 dólares, pero los republicanos, que tienen la mayoría en el Senado, quieren limitar la aportación al 70% del salario percibido antes de la pandemia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo en una entrevista televisiva de la BBC el viernes que “en las primeras semanas y meses” del brote de coronavirus su gobierno no entendió las complejidades del virus.

Johnson dijo que “probablemente, lo único que no vimos al principio fue el grado en que se transmitía asintomáticamente de persona a persona”.

“Hay cosas que necesitamos aprender sobre cómo lo manejamos en las primeras etapas”, dijo Johnson, un paciente recuperado de COVID-19.

“Tal vez hubo cosas que podríamos haber hecho de manera diferente”, dijo.

Gran Bretaña tiene casi 300.000 infecciones según la Universidad Johns Hopkins, y casi 46.000 muertes por el virus.

Las decisiones simples que se toman todos los días en tiempos no pandémicos, como dónde ir, qué hacer y a quién ver, se han convertido en opciones de “vida o muerte” durante el brote, advirtió el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante un reunión informativa en Ginebra.

“Puede que no sea tu vida, pero tus elecciones podrían ser la diferencia entre la vida y la muerte para alguien que amas o para un completo desconocido”, dijo.

Tedros también rechazó los comentarios que hizo el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, esta semana, diciendo que Tedros había sido “comprado” por China, causando la muerte de personas en el brote de coronavirus.

“La OMS no se distraerá con estos comentarios y no queremos que la comunidad internacional se distraiga. La mayor amenaza que enfrentamos sigue siendo la politización de la pandemia. La política y el partidismo han empeorado las cosas”, dijo el jefe de la OMS.

El viernes, la OMS informó que las infecciones en todo el mundo aumentaron en 284.196 en 24 horas. La OMS también dijo que el conteo global de muertes aumentó en 9,753, la mayor cantidad en un día desde el 30 de abril.

Vietnam ha impuesto una prohibición a la importación de vida silvestre y productos de vida silvestre. La prohibición también impide que los mercados vendan los productos. La medida está diseñada para evitar el brote de otra pandemia. Se cree que el brote de coronavirus se originó en un mercado de vida silvestre en China.

El principal experto en enfermedades infecciosas de EE. UU. con el resurgimiento de las infecciones por COVID-19, pidió a los estados del país que pausen sus planes de reapertura para evitar una mayor propagación de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

En una entrevista el viernes con The Washington Post, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, dijo que los estados no necesariamente tienen que volver a un cierre completo, pero agregó: “Ciertamente hay que llamar a una pausa y tal vez incluso a ir retrocediendo un poco”.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics