Gobernador de Wisconsin activa a la Guardia Nacional tras disturbios

La violencia ocurrió en una ciudad conocida como un bastión progresista y con una antigua tradición de protestas ciudadanas.

El gobernador de Wisconsin, Tony Evers, activó el miércoles a la Guardia Nacional para proteger propiedades estatales, tras una noche de disturbios en que manifestantes derribaron dos estatuas, una de ellas de un abolicionista de la Guerra Civil.

Los hechos de violencia comenzaron el martes en la ciudad de Madison después de la detención de un afroestadounidense que entraba y salía de un restaurante blandiendo un bate de béisbol y gritando a los clientes con un megáfono.

El hombre, identificado como Devonere Johnson, escapó a la policía y después fue doblegado y acusado de alteración del orden público estando armado, resistir un arresto y tratar de escapar.

El incidente desató una marcha de 200 a 300 personas por el centro de Madison que protestaron por el arresto.

Los manifestantes lanzaron una bomba incendiaria a un edificio del gobierno y trataron de allanar el Capitolio, donde fueron repelidos por la policía en el lugar con aerosol de pimienta.

Un grupo derribó la estatua del coronel Hans Christian Heg y la lanzó al lago Morona. Heg fue un emigrante noruego que luchó por el Norte en la Guerra Civil, según la Sociedad Histórica de Wisconsin.

Un senador demócrata estatal, Tim Carpenter, dijo que fue asaltado cuando tomaba una foto de los disturbios.

El gobernador Evers visitó las zonas afectadas el martes por la noche y dijo que activaría a la Guardia Nacional “para asegurar que la gente pueda ejercer sus derechos de la Primera Enmienda, al tiempo que se garantiza la seguridad de los ciudadanos y los edificios e infraestructuras estatales”.

Fuente: VOA.




Síganos en nuestras plataformas sociales



%d bloggers like this:
Real Time Web Analytics